Nuestros sitios
Compartir

Advierten sobre riesgos y limitaciones de Jóvenes Construyendo el Futuro

Advierten sobre riesgos y limitaciones de Jóvenes Construyendo el Futuro
La organización civil advirtió también que el programa carece de enfoque de género. Mientras que el Coneval resaltó la apertura que ha tenido la STPS para evaluarlo.

La reducción de 42% que tendrá el presupuesto de Jóvenes Construyendo el Futuro en el 2020 limitará su cobertura y pondrá en duda el alcance de las metas previamente establecidas, afirmó Alfredo Elizondo, coordinador de la organización Gestión Social y Cooperación (Gesoc).

En conferencia de prensa, Elizondo presentó los resultados del Índice de Desempeño de los Programas Públicos Federales 2019 (Indep). La clasificación de esa organización evalúa la ejecución de 122 programas y acciones gubernamentales, que este año tuvieron un presupuesto de 849,704 millones de pesos.

Este video te puede interesar

El análisis de Gesoc se basa en tres variables: la calidad del diseño, la capacidad mostrada para cumplir con sus metas y la cobertura. Con esos tres puntos, clasifica los programas del 1 al 5, de un nivel óptimo hasta el que representa dispersión del gasto.

Si bien no ha concluido la evaluación de Jóvenes Construyendo el Futuro, ya advierte que en al menos dos de las variables no saldrá bien calificado. La cobertura podría no alcanzarse porque de 44,320 millones de pesos que tuvo en 2019, para 2020 serán 25,614 millones. Por lo tanto, según Gesoc, la capacidad para cumplir con la meta está en duda.

El programa es implementado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), está dirigido a jóvenes de entre 18 y 29 años que no estudian y no trabajan. Por un año reciben capacitación laboral en una empresa. Por ese tiempo tienen derecho a una beca de 3,600 pesos mensuales y a la atención médica en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Tiene una alineación múltiple en cuanto a derechos sociales: salud y trabajo”, resalta el informe de Gesoc. Subraya también que los becarios pueden participar una sola vez. Al finalizar el periodo de capacitación, “el centro de trabajo no tiene ninguna obligación” de contratarlos.

Otra crítica es que “carece de enfoque de género”, apuntó Alfredo Elizondo. Cuando la primera generación termine el programa, habrá que analizar cuántos fueron contratados y bajo qué condiciones. Asimismo, es necesario vigilar que las empresas no lo utilicen como mano de obra gratuita. Es decir, que no despidan a sus trabajadores para llevar a becarios, a quienes les paga el gobierno, advirtió.

Sin lineamientos, pero con flexibilidad

Jóvenes Construyendo el Futuro es uno de los programas insignia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. El gobierno lo está exportando a Honduras, El Salvador y Guatemala como parte de su estrategia para frenar la migración. En su visita a México, el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, conversó con Andrés Manuel López Obrador acerca de la posibilidad de implementar este modelo en su país.

A casi un año de su puesta en marcha ha tenido éxito, sin embargo, no cuenta con reglas de operación, sino con lineamientos. La diferencia es que las primeras están normadas y se tienen que certificar, explicó Thania de la Garza, directora general adjunta de Evaluación del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Las reglas de operación dan certeza a quien opera el programa para saber cómo lo implementa, los documentos que se necesitan o tener claros los criterios de elegibilidad, añadió.

Los lineamientos “los puedes cambiar cada vez que se te dé la gana”. Pero para Jóvenes Construyendo el Futuro a la Coneval, un programa que apenas comienza, no le parece que esté mal. La desventaja de las reglas de operación es que “son poco flexibles y hacer política pública es difícil, sobre todo a escala nacional”, expuso la funcionaria.

En cambio, los lineamientos otorgan “cierta flexibilidad que permite ajustar el funcionamiento”.

Anunció que entre mayo y junio de 2020 el Coneval dará a conocer los resultados de la evaluación de los 17 programas más importantes del gobierno federal. El análisis no sólo es al diseño, sino al funcionamiento en campo. “Pretendemos que ayude a los diseñadores y operadores a identificar áreas de oportunidad y fortalezas en la operación”, detalló de la Garza.

Reconoció la disposición de la titular de la STPS, Luisa María Alcalde, y de otros funcionarios de la dependencia para ser evaluados. “Quisiera que todos los programas fueran como Jóvenes Construyendo el Futuro en términos de apertura. Hemos tenido varias reuniones con la secretaria y nos ha explicado todo el funcionamiento”, concluyó.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo