Nuestros sitios
Compartir

Sobreviviendo al fin de quincena: 10 consejos para administrar el sueldo

Por: Sara Morgan* 20 Mar 2020
Sobreviviendo al fin de quincena: 10 consejos para administrar el sueldo
Llegar al fin de la quincena no tiene por qué ser un suplicio; hay una serie de alternativas que se pueden seguir para cuidar los ingresos que percibimos por nuestro trabajo.

Muchos de nosotros trabajamos bajo la figura del pago por quincena, no hablemos del freelance (vocablo ingles) que en realidad significa: no se cuando me caerá un trabajito.

En general, cuando se trabaja con un pago quincenal, casi todo el mundo llegamos a un punto donde los gastos se acumulan, ya sea por pagar el cafecito, la tanda, lo que pedimos de catálogos, la comida corrida y un sinfín de cosas que son aparte del gasto diario de un hogar, suponiendo que no pagas renta que ya sería un gran ahorro (lo que implicaría o que vives en la casa familiar o que has logrado comprar totalmente una casa o departamento), colegiaturas y créditos de diferentes tipos. Los gastos tienden a escalar a un punto en el cual rebasas el día 5 sin dinero y para el día 14, pedimos prestado hasta para la torta, el jugo y comprometemos nuestra palabra bajo el famoso “te pago mañana que es quincena”.

Este video te puede interesar

El día que pagan todos en el chat son ricos y poderosos nuevamente, al siguiente día pasamos por el café que cuesta una fortuna y que de Alto sólo tiene el nombre, se vuelan los memes de: “Repito, ya pagaron, ya pagaron”, con las consecuencias que ya conocemos. Nuevamente, en los primeros cinco días en los cuales nos sentimos eufóricos, uno se la pasa cubriendo lo que debe, más lo que se acumule. Para el día 6, si no es que antes, nuevamente revisas el calendario con la esperanza de que todos los meses sean de 28 días, y que no sea año bisiesto.

Éste es un fenómeno común, aún para aquellas personas que rebasan el límite salarial de 11,500 pesos que es la media que determina el Observatorio Laboral, un servicio público de información de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Suceden varios fenómenos que se aglutinan a pesar de los consejos que recibimos de miles de páginas de internet que nos tunden con recomendaciones, muchas de ellas muy útiles; otras fuera de contexto. Nos comprometemos a ahorrar para la siguiente quincena y simplemente no podemos.

Para el contexto mexicano hay ciertas alternativas de ahorro:

» 1. El café mexicano es bueno y barato, lo demás es mercadotecnia de la buena. Al consumirlo apoyas al campo mexicano, porque las regiones de cultivo son principalmente Chiapas, Oaxaca y Veracruz. Te puedes sentir orgulloso: somos el décimo primer país exportador, ¿te dice algo?

» 2. Haz tu desayuno y comida en la noche, guárdalo en los termos y recipientes que ya compraste, sabrás que es de calidad, y de paso ya no necesitaras las apps de entrega de comida, en las que se puede gastar hasta 4 de cada 10 pesos del salario, según el Estudio Global de Nielsen sobre Comidas fuera de casa.

» 3. Si te gustan las series de plataforma, escoge sólo uno de los servicios, y mejor paga un curso en línea o presencial de alguna materia que te dé movilidad en el trabajo, no digo que no veas series, pero ¿necesitas verlas todas? Mejor invierte en un curso que seguro te generara una mejor economía. Las brechas educativas y el no poseer nuevas capacidades son la principal causa de pobreza, de acuerdo con el Instituto Mexicano de la Competitividad.

» 4. Seguro ya tienes deudas, paga las chiquitas, y cuando acabes, prosigue con las demás.

» 5. Escoge el último número de la tanda, no el primero.

» 6. Trata de obtener tu crédito Infonavit o Fovissste, si vas a tener una deuda, pues que sea para un hogar.

» 7. No permitas que te dejen catálogos, sin duda los hojearás.

» 8. No compres con tarjetas de crédito o departamentales a meses sin intereses, pensando que perderás la última oportunidad. Prosigue la regla de las 24 horas en la cual, si te emocionaste por algún artículo lo piensas todo el día para meditar si te es realmente necesario, después de todo tenemos ventas nocturnas, diurnas y a meses todo el año (que suertudos).

» 9. Todos queremos a los hijos en colegios particulares. No escojas el más caro, sino el mejor, pide una beca. Si en verdad no se puede, la opción publica es muy buena. Si lo complementas visitando museos y llevándolos a cursos gratuitos presenciales o en línea, verás que salen adelante, deja el miedo a un lado. Muchos premios Nobel salieron de escuelas públicas, no lo olvides. Aquí algunas alternativas interesantes.

» 10. Si de plano no alcanza, podría ser que tengas que cambiar de trabajo. Regresa al punto 3 y sabrás de qué hablo.

La quincena es para vivir, no  para sobrevivir o ¿trabajamos para ser pobres?

*La autora es Procuradora de la Defensa del Trabajo de la Ciudad de México.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo