Nuestros sitios
Compartir

Reskilling, el gran desafío para competir en el futuro laboral tras el Covid-19

Por: Pablo Cordon* 15 May 2020
Reskilling, el gran desafío para competir en el futuro laboral tras el Covid-19
La contingencia por el coronavirus ha acelerado los procesos de transformación tecnológica en las empresas, lo que plantea el reto de reentrenar al talento en nuevas competencias.

A pesar de que las repercusiones que dejará el Covid-19 aún están por definirse, ya comenzamos a ver sus estragos en algunos sectores. El mercado laboral es uno de los más afectados, principalmente por el preocupante aumento en la tasa de desempleo. Por ejemplo, en México se estima que se perderán cerca de 1.5 millones de empleos a causa de la pandemia, de acuerdo con la Coparmex.

La contingencia también ha acelerado algunos procesos de cambio en las compañías, como la apuesta por la transformación tecnológica; ya no es una consideración sino una obligación para mantenerse en el juego. Pero no sólo se trata de adquirir nuevo equipo o adoptar la última versión de un software, contar con capital humano capacitado para operarlos es un reto que empresas y trabajadores deben enfrentar. Es aquí donde la tendencia de reskilling toma más relevancia que nunca.

Este video te puede interesar

El reskilling consiste en la capacitación desde cero de las habilidades del futuro del trabajo, por ejemplo, aprender lenguajes de programación, o certificarse en software de automatización de procesos, Big Data o Analytics. Todo con el objetivo de aprovechar las oportunidades laborales que surgirán en los próximos años, mismas que serán escasas y demandarán habilidades muy específicas.

El Instituto Superior de Desarrollo de Internet (ISDI) predice que 75% de los empleos que existirán en el 2030 requerirán habilidades tecnológicas. En México, únicamente 1.4% de la población trabaja en una posición que demande estos conocimientos, mientras que sólo 27% de hombres y 8% de mujeres elige estudiar carreras relacionadas con la tecnología. Datos que hablan del rezago en la preparación profesional digital del país para los empleos del futuro cercano.

Durante la actual contingencia, los sectores que continuaron con crecimiento y contrataciones fueron: tecnología, medios digitales, e-Commerce, consumo, logística y salud, de acuerdo con información de la consultora Mercer. A excepción del último, todos se apoyan de las innovaciones que permite la automatización con el objetivo de hacer más eficientes y rentables sus operaciones.

Retos de la automatización

Sin duda, existe un aumento de la automatización de procesos que alcanzaría hasta 45% de las actividades de trabajo, según datos de McKinsey & Company. Herramientas como la Automatización Robótica de Procesos (RPA), por ejemplo, pueden reducir los costos operativos hasta en un 80%, principalmente por la reducción del tiempo de ejecución de tareas básicas, pues son capaces de interactuar con interfaces de usuario en la misma manera en que lo haría un humano. 

Este tipo de innovaciones está teniendo gran adopción en distintos procesos de atención al cliente, pero es vital que se apoyen del conocimiento de los empleados, pues son quienes mejor conocen la operación. Para aprovechar la oportunidad de este nuevo mercado, las compañías del sector necesitan implementar estrategias de reskilling.

Algunas empresas se han anticipado a estas tendencias y han implementado diversas estrategias que, incluso, les han permitido crear líneas de negocio innovadoras al detectar oportunidades de capacitación entre sus colaboradores e impulsar nuevas habilidades en el talento que los fortalece, reposiciona y los hace más competitivos en el mercado laboral. 

Por ejemplo, existe un programa implementado en Atento —compañía enfocada en la atención al cliente— el cual ha permitido a los agentes transformarse en desarrolladores de RPA y expertos en lenguaje de programación para plataformas como Blue Prism, Uipath y Python-Java. Este esfuerzo en conjunto ha permitido crear una línea de negocio de outsourcing de servicios tecnológicos.

Asimismo, los altos niveles de rotación y el elevado costo de retención del personal calificado vuelven fundamental el reskilling, pues el mercado laboral no cuenta con suficientes profesionales capacitados en los campos tecnológicos y las escuelas especializadas en informática e ingeniería no cubren la demanda del mercado, ni son capaces de adaptar sus cursos formativos a las tendencias con la rapidez necesaria.

La base más importante de la transformación es el talento. El objetivo del reskilling es dotar a nuestros profesionales de capacidades tecnológicas necesarias, pues son ellos quienes mejor conocen dónde están las áreas de oportunidad de un proceso, cómo afectan al Customer Journey y dónde se puede producir el mayor beneficio. Además, permite dar soporte a muchas más áreas de la empresa y aumenta el valor del servicio ofrecido, por tanto, el valor de la organización frente a la competencia.

*El autor es director global de Recursos Humanos de Atento

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo