Nuestros sitios
Compartir

Cómo venderle a tu CEO la iniciativa para crear una Universidad Corporativa

Por: Fabiola Islas Trujillo* 04 Feb 2021
Cómo venderle a tu CEO la iniciativa para crear una Universidad Corporativa
Si realmente queremos lograr el interés de la alta dirección en el diseño y desarrollo de una Universidad Corporativa, primero tenemos que posicionar al proyecto o iniciativa como algo estratégico para el negocio.

Recuerdo en un evento en el que, mi equipo KLS, invitados especiales y una servidora, compartimos algunas mejores prácticas de Universidad Corporativa, se presentó la experiencia que cada uno había tenido al implementarlas, así como lo que mejor les había funcionado.

Durante las presentaciones se resolvieron inquietudes de la audiencia y hubo una en particular que nos llamó la atención. Un participante nos compartía su preocupación en lograr que la alta dirección se interesara e involucrara en el desarrollo de la Universidad Corporativa de la empresa, o no nos vayamos tan lejos, más allá de que se involucrara en el desarrollo, que de entrada autorizara su creación. La percepción de este participante era que la alta dirección no le daba importancia a la capacitación, lo cual era, como lo comentaba antes, sólo percepción. 

Este video te puede interesar

Si realmente queremos lograr el interés de la alta dirección en el diseño y desarrollo de una Universidad Corporativa, primero tenemos que posicionar al proyecto o iniciativa como algo estratégico. Para ello debemos de entender primeramente cómo funciona el negocio y, con ese entendimiento, identificar claramente su impacto. Cuando hablamos de impacto, éste debe de ser medible, más allá de la capacitación. Podría decir que pensar en Universidad Corporativa sólo como capacitación es una de las barreras para lograr vender y posicionar este proyecto como algo estratégico. 

Comencemos por cambiar la perspectiva, la Universidad Corporativa no se debe de presentar desde el ángulo de capacitación o recursos humanos, se debe de presentar desde la visión de negocio, como un diferenciador que impactará diferentes aspectos de la organización, entre ellos cultura, procesos, talento y resultados, por mencionar algunos. 

Al construir el discurso, presentación o argumentos, desde la visión de la audiencia, es decir, el CEO, CHRO, CFO o el Board de la compañía, debes preguntarte, cuáles son los beneficios que esta iniciativa traería a la compañía, al área y a los colaboradores.

Casi siempre, es relativamente fácil responder el impacto que tendrá para el área o los colaboradores, pero cuando hablamos de beneficios para la compañía, éstos deben de sustentarse en argumentos cuantitativos, los cuales podrán ser identificados fácilmente a través de un enfoque de Business Acumen, lo cual implica conocer perfectamente cómo funciona la organización y el negocio. Para ello, debemos de responder claramente y sin dudar las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué hace y cómo genera valor la organización? (no me refiero sólo a los productos, se debe de ver la cadena de valor en su totalidad)
  2. ¿En qué mercados interactúa?
  3. ¿Cuál es su competencia directa e indirecta?
  4. ¿Cuáles son los diferenciadores o ventajas competitivas?
  5. ¿Cuáles son los principales indicadores de negocio? (no sólo la métrica, hay que entender qué los integra y cómo ha sido su desempeño histórico, así como el esperado)
  6. ¿Cuáles son las palancas o drivers que mueven esos indicadores?
  7. ¿Cuáles son los principales retos de negocio en el corto, mediano y largo plazo?
  8. ¿Cómo la estrategia de negocio y sus objetivos atienden a estos retos?
  9. ¿Qué tan fuerte o alineada está la cultura organizacional para lograr la estrategia en el largo plazo?
  10. ¿Qué tanto los procesos contribuyen a ambos? (cultura y estrategia)

Al responder estas preguntas lograrás fortalecer la visión de negocio, y no sólo eso, encontrarás los argumentos para explicar porqué es una iniciativa estratégica. En cada una de las preguntas hay conectores claros de dónde debe estar contribuyendo la Universidad Corporativa, además proporciona una base que te permite definir la orientación y alcance que debe de tener, las prioridades a donde debe de estar enfocada, quienes deberían estar involucrados para la definición, diseño e implementación, entre otros puntos que podrás resolver y articular para armar la iniciativa como un Business Case.

El secreto está en la preparación y la perspectiva de negocio que le debes dar al presentarla, recuerda, una Universidad Corporativa no es un proyecto de un área individual es una iniciativa organizacional.  

* La autora es experta en universidades corporativas, es Directora General de Key Learning Solutions (@klsmexico)

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo