Nuestros sitios
Compartir

Un año en pandemia: Déficit de personal y de vacunas, desafíos del sector salud

Un año en pandemia: Déficit de personal y de vacunas, desafíos del sector salud
En México se requieren entre 450,000 y 800,000 especialistas médicos y de enfermería adicionales para cubrir las demandas en el sistema público, déficit que quedó evidenciado ante la emergencia sanitaria por la covid-19.

Son varios los desafíos que está enfrentando el personal de salud en México por la pandemia de covid-19. Déficit laboral para cubrir la demanda, falta de vacunas, estrés y la limitada preparación con la que egresarán miles de residentes que sólo han atendido a pacientes de esta enfermedad son algunos de ellos.

Previo a esta emergencia sanitaria, había 46 profesionales de la medicina y de la enfermería por cada 10,000 habitantes en México, según la Organización Panamericana de Salud (OPS). En contraste, Cuba tenía una disponibilidad de 157 por cada 10,000 personas. El déficit de personal en nuestro país va de los 450,000 a más de 800,000, según las fuentes que se tomen en cuenta.

Este video te puede interesar

Y aunque han habido miles de contrataciones, siguen sin ser suficientes. Como tampoco lo están siendo las vacunas. En diferentes entidades del país han habido protestas de personal de las secretarías de Salud locales o de clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) porque no las han recibido.

Y para quienes laboran en hospitales privados “no hay un programa de vacunación”, dice el anestesiólogo Luis González. Él labora de manera independiente en varios hospitales particulares, con diferentes equipos de cirujanos.

La estrategia del gobierno federal ha considerado sólo al personal del sistema de salud público, asegura. Algunos hospitales particulares han recibido muy pocas dosis de vacunas, “que aplican a sus trabajadoras y sus trabajadores de nómina, así sean de áreas administrativas. Y los entiendo, no se la darán a quien va cada tanto a operar en sus instalaciones y se va”.

Aun así, será más fácil para los grandes hospitales obtener la vacuna. El problema será para quienes laboran en clínicas pequeñas, en consultorios particulares o de farmacias.

Hasta el 15 de marzo, 230,594 personas trabajadoras del sector salud se habían enfermado de covid-19. De ellas, han muerto 3,596, según el último reporte de la Secretaría de Salud (SSa). Las enfermeras representan el 40% de los contagios.

¿Qué rumbo tomar?

Hace unas semanas Miguel Andrade terminó su residencia médica en un hospital dedicado a la atención de la pandemia. Ha decidido que abrirá un consultorio y probablemente en uno año estudie una subespecialidad, por ahora se graduó como médico internista.

“Si continúo con mi preparación lo único con lo que estaré en contacto es con pacientes de covid-19 y no podré tener práctica en otro tipo de enfermedades”, explica. Sus ingresos disminuirán, prevé. “Pero por el momento puedo tomar ese camino, quizá pueda buscar una oportunidad en un hospital privado”, cabila.

Luis González habla por lo que a su especialidad compete. Un anestesiólogo con plaza en la SSa o el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) gana entre 28,000 y 30,000 pesos al mes más prestaciones. “Alguien, bien colocado, en el sector privado puede llegar a obtener el triple”.

Hay gastos extra, aclara, como el ahorro para el retiro, las pólizas médicas o de responsabilidad civil, que deben tener para trabajar en los hospitales privados en caso de una demanda.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo