Nuestros sitios
Compartir

#Tendencias2021. Los cambios que llegaron para quedarse en el mundo laboral

Por: Maribel Cano Fernández* ⎮ Universo Capital Humano 30 Nov 2020
#Tendencias2021. Los cambios que llegaron para quedarse en el mundo laboral
Las empresas y profesionales que deseen salir avante de las circunstancias actuales a causa de la pandemia, tienen el gran reto de desarrollar un pensamiento multidireccional y mentalidad de crecimiento.

Los últimos días del año, uno de los más complejos de los últimos tiempos tanto a nivel sanitario como económico, representan un buen momento para que las empresas hagan un recuento de la experiencia vivida en la pandemia, analicen sus procesos internos y cómo fueron impactados por los repentinos cambios durante la crisis, pero, sobre todo, es una buena oportunidad para identificar las prácticas que se aceleraron o surgieron en torno al mundo laboral para tratar de aprovecharlas al máximo en este nuevo inicio.

El contexto sanitario, que exige el distanciamiento social, demanda volver más eficientes y ágiles los procesos productivos y las áreas de Recursos Humanos, esto con el objetivo de que las organizaciones puedan adaptarse y reinventarse al mismo tiempo que afrontan el reto de asegurar la continuidad del negocio y la integridad de sus colaboradores en medio de circunstancias cambiantes en las que la incertidumbre es intermitente.

Este video te puede interesar

Hacer uso de la tecnología disponible y estudiar las analíticas de Recursos Humanos que arrojan las herramientas de gestión, permitirá medir el éxito de las acciones emprendidas, asegurar la mejora continua y tomar mejores decisiones. Además de establecer estándares de calidad y seguridad para proteger la información que se genere al interior de la empresa asegurando claridad en los datos y la información referente al desempeño de los equipos de trabajo y del negocio en general.

Diversas prácticas de gestión y administración del talento creadas para implementarse paulatinamente en el corto, mediano y largo plazo, comenzaron a tener un mayor impacto a partir de la contingencia, y algunas otras surgieron en esta etapa. Lo que es un hecho es que la mayoría llegó para quedarse y todas requerirán de la máxima flexibilidad en su diseño para obtener mejores resultados, como:

1. Digitalización del entorno laboral

Incremento en el uso de tecnología para la transformación del trabajo. Se deberá abrazar la tecnología y ponerla a disposición de las personas a través de herramientas que les permitan continuar desempeñando sus labores. La tecnología es soporte fundamental para asegurar la continuidad de los procesos de Recursos Humanos, a la vez que brinda dinamismo y flexibilidad para adaptarse a los constantes cambios del entorno. Las máquinas harán lo que mejor saben hacer, y los seres humanos deberán enfocarse más en la creatividad, la innovación y la resolución de problemas.

2. Trabajo remoto

Luego de registrarse un incremento en el número de empleados que pueden trabajar de manera remota, el mundo laboral será una mezcla virtual y física en el que será necesario que los líderes faciliten tecnología y clarifiquen roles, expectativas y procedimientos a los equipos de trabajo remotos. Colaborando siempre en un ambiente de confianza en el que para ambas partes la distancia no se traduzca en baja productividad. Esta tendencia, además de dar pie a la reducción de espacios de trabajo, abre la oportunidad de contratar fuerza laboral, permanente o temporal, en cualquier lugar del mundo, dejando en segundo término la diferencia horaria y ubicación geográfica.

3. Trabajo colaborativo

Generación de un cambio cultural que persiga el éxito constante a través de la creación de equipos de trabajo colaborativos y efectivos, donde la tolerancia al desconocimiento y al fallo, y la oportunidad de preguntar y aprender, se integre al día a día de los profesionales fortaleciendo su rendimiento dentro de la organización y, como consecuencia, obtener mejores resultados.

4. Mejoras en la experiencia del empleado

Las empresas que deseen progresar e incrementar su productividad deberán atender la retroalimentación de sus empleados, gestionar sus expectativas y confirmar que identifican las acciones que se llevan a cabo a partir de sus comentarios y sugerencias. Ofrecer experiencias personalizadas para su bienestar, que, además de compensaciones económicas acordes a sus tareas, incluyan control de infecciones en los espacios de trabajo, medicina preventiva y garanticen su seguridad psicológica y emocional, enriquecerá su experiencia y acentuará su sentido de pertenencia.

5. Fomento del aprendizaje continuo

Los departamentos de Recursos Humanos deberán implementar modernas estrategias de aprendizaje que permitan a los colaboradores renovar constantemente sus habilidades y aprender todas aquellas requeridas para crecer profesionalmente al interior de la empresa. Capacitación constante que los incentive a construir las competencias necesarias para el trabajo del futuro. Así como tener la oportunidad de aplicar lo aprendido mediante movimientos internos en puestos de trabajo, disciplinas o áreas.

6. Liderazgo a distancia

Los líderes juegan un importante papel en este nuevo entorno, tendrán que construir una visión audaz y flexible, así como liderar el cambio con empatía e integridad. Gestionar la crisis y delinear el futuro simultáneamente será uno de sus mayores desafíos. Además de desarrollar en sus colaboradores importantes competencias como la resiliencia, estabilidad emocional y adaptabilidad. Cultivar la innovación a través de la colaboración, inspirar compromiso y acompañar a su gente durante todo el proceso a través de una comunicación bidireccional, facilitará su labor.

*La autora es Latin America Marketing Manager Meta4 A Cegid Company, proveedor de soluciones tecnológicas para la gestión de Recursos Humanos (@MaribelCanoFernandez)

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo