Nuestros sitios
Compartir

Recién graduadas de turismo aprenden el oficio de mayordomo para trabajar en cruceros y hoteles de lujo

Recién graduadas de turismo aprenden el oficio de mayordomo para trabajar en cruceros y hoteles de lujo

Después de darles una capacitación de siete días en la que aprenden las tareas básicas que lleva a cabo un mayordomo, una institución inglesa certifica a estudiantes mexicanos de bajos recursos para que puedan trabajar en cruceros de lujo. Los salarios mensuales para este tipo de trabajo pueden alcanzar los 36,000 pesos, más propinas.


Changing People´s Lives, una fundación integrada por The British Butler Institute y la consultoría Hospitality and Butler, certifica en servicios de mayordomía a estudiantes de bajos recursos que han cursado  una carrera técnica relacionada con el área de hospitalidad. 

En siete días los alumnos aprenden algunas de las tareas  típicas que llevan a cabo los mayordomos: bolear y envolver zapatos con papel china, planchar ropa delicada o hacer una maleta. Se trata de habilidades que parecen sencillas pero que pocos saben hacer con precisión y que en las escuelas de turismo casi no se enseña. 

Este video te puede interesar

Los turistas del segmento de lujo  están dispuestos a pagar grandes cantidades y dar buenas propinas por este tipo de servicios con atención personalizada. Las personas capacitadas en esta clase de atención acceden a mejores sueldos

En México falta capital humano más preparado para el segmento de turismo de lujo que nos visita, apunta Nancy Rosado, vicepresidenta de la fundación. 

“El nivel para esa clase de turismo es la mayordomía. Eso hace la diferencia en el servicio y le cambia la vida al personal porque acceden a sueldos más altos y ganan mejores propinas. La mayordomía es la excelencia en el servicio de hospitalidad, saben desde hacer maletas, hasta como acomodar los zapatos de los clientes”, comenta Rosado.

Servicio no acorde al precio

Gary Williams considera que uno de los problemas en la industria turística de México es que el servicio que reciben y pagan los visitantes no sea acorde a sus  expectativas. “Entre más pagas, más esperas”, dice. 

“Muchas de las personas que se dedican a la industria del servicio solo tienen conocimientos básicos y por eso no cubren las expectativas de los turistas, especialmente extranjeros. La única manera de lograr el nivel de satisfacción es teniendo más profesionales certificados”, afirma Montserrat Barros, fundadora de la consultora Hospitality and Butler.

De noviembre del año pasado a la fecha, Changing People´s Lives capacitó y certificó a 80 mujeres jóvenes de carreras técnicas de hotelería, turismo, gastronomía y hospitalidad. Las alumnas de escuelas que imparten carreras técnicas en el Estado de México, Tlaxcala, Jalisco y Coahuila participaron en la capacitación y certificación invitadas por la fundación. 

Para el proceso de selección de las 80 estudiantes, la organización contó con la colaboración de la Asociación Mexicana de Centros de Enseñanza Superior en Turismo y Gastronomía (Amestur).

El maestro atendió a la realeza británica

La capacitación es impartida por Montserrat Barros, fundadora de Hospitality and Butler,  y Gary Williams, que en su carrera profesional ha atendido a la exprimer ministra de Reino Unido, Margaret Thatcher y miembros de la realeza británica. La  Escuela de Administración de Instituciones (Esdai) de la Universidad Panamericana Esdai presta sus instalaciones para el curso de una semana.  

El objetivo para 2019, comenta Barros,  es certificar a otros 100 alumnos de bajos recursos. Para estudiantes “no becados”, la capacitación y certificación de Changing People´s Lives tiene un costo de unos 34 mil pesos.

Para los estudiantes de bajos recursos es gratis y no tienen que retribuir nada a la fundación. “Nada de nada regresarán, se trata de ayudarlos”, enfatiza Gary Williams. La finalidad de este trabajo altruista es que los jóvenes puedan acceder a trabajos mejor pagados.

“Tienen la oportunidad de trabajar en cruceros donde sus ingresos mensuales pueden alcanzar los 2 mil dólares, cerca de 36 mil pesos, más propinas. No gastan en estancias, comidas y la jornada diaria es de ocho a diez horas”, explica Williams, principal de The British Butler Institute. 

Inglés, no imprescindible para certificarse

Saber inglés no es indispensable para conseguir la certificación y que en las clases que imparte Gary Williams siempre hay un intérprete. Sin embargo, dominar este idioma les dará a los alumnos  más posibilidades para trabajar en países que no sean de habla hispana. 

“Antes solo se daban capacitaciones gratuitas en Londres. Pero ahora, con el apoyo de la Fundación Changing People’s Lives también tendremos esta certificación en México. Lo hacemos por el amor a nuestros país y porque estamos convencidos de que por naturaleza, los mexicanos tienen una actitud de servicio única en el mundo”, afirma Montserrat Barros. 

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo