Nuestros sitios
Compartir

Patrones y sindicatos se resisten a erradicar la violencia laboral contra las mujeres

Patrones y sindicatos se resisten a erradicar la violencia laboral contra las mujeres
A pesar de las reformas legales recientes, hay una resistencia en el sector patronal y sindical por adoptar medidas para combatir en serio la discriminación y violencia laboral contra las mujeres, coincidieron especialistas.

Nadie se salva, a pesar de ser una obligación en la Ley Federal del Trabajo (LFT), tanto empleadores como sindicatos han mostrado resistencia para adoptar protocolos que permitan eliminar la discriminación y violencia laboral contra las mujeres.

Así se afirma en el estudio sobre discriminación y violencia contra las mujeres, promovido por la Red de Mujeres Sindicalistas (RMC), en alianza con la Fundación Friedrich Ebert Stiftung como parte de las iniciativas en materia laboral relacionadas con la ratificación del T-MEC.

Este video te puede interesar

La investigación evidencia la necesidad de realizar una evaluación profunda de la capacitación que se brinda a los operadores jurídicos de las empresas, a fin de lograr una adecuada difusión de los avances normativos y sociales para proteger a las mujeres y sus derechos.

Andrea Medina Rosas, autora del estudio, apuntó que los derechos laborales deben concebirse como derechos humanos. “Los espacios laborales deben ser fuente de transformación y cambio social en la materia”.

Pero la violencia laboral y la discriminación hacia las mujeres no es un tema exclusivo del sector privado, también en el servicio público se presentan estas prácticas.

“A través del tiempo ha existido una distinción de género en el servicio público en México que ha generado discriminación”, puntualizó la investigadora. Ante ello, precisó, es necesario no sólo centrarse en la parte legislativa, sino también en la operatividad de las normas, con el propósito de lograr vincular en los procesos la igualdad sustantiva.

Asimismo,Dafne Peña Vera, coautora del estudio, consideró fundamental que la Ley de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos establezca sanciones para quienes realicen actos de hostigamiento sexual o laboral contra las mujeres, además de que los juzgadores deben emitir las sentencias con perspectiva de género.

Al respecto, Rosario Ortiz, representante de la RMC, señaló que es necesario reconocer los derechos humanos y laborales como un todo y no como dos cosas distintas.

Avances en la materia

Por su parte, Leticia Bonifaz Alfonzo, especialista del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra las Mujeres de la ONU, afirmó que el estudio refleja la evolución que se ha dado en los derechos laborales de las mujeres en nuestro país, ya que han pasado de ser objeto de derecho a sujetas de derecho.

En ese sentido, refirió que entre los avances en la legislación destacan la regulación y sanción del acoso y discriminación. “El Poder Judicial ha sido clave en los avances de derechos, pues mediante la emisión de sentencias, ha logrado fijar precedentes en favor de los derechos laborales de las mujeres”.  Por ello, afirmó,  a México no le ha ido mal en la evaluación en este rubro.

Para la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) de la ONU, agregó, el tema laboral es de importancia  fundamental, por lo que se requiere que jurídicamente los centros de trabajo hagan propia la visión de derechos laborales de las mujeres.

La senadora Malú Micher Camarena (Morena), presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Senado, expresó que los indicadores que contiene el documento permiten conocer los avances y retos legislativos, entre los que se destacan la firma del convenio de la Organización Internacional del Trabajo en materia de violencia y acoso.

En ese tenor, la legisladora resaltó que en la reforma laboral se incluyó la igualdad sustantiva, con lo que se garantizó el pleno ejercicio de los derechos laborales de las mujeres.

Sin embargo, Malú Micher Camarena coincidió con las propuestas de las autoras del estudio para eliminar la violencia laboral y la discriminación, lograr la homologación de leyes reglamentarias e impulsar mecanismos eficaces de acceso de la justicia.

Al respecto, la senadora propuso convocar a un parlamento abierto para revivir el debate sobre los derechos laborales de las mujeres y poder crear nuevas reformas que atiendan las lagunas legales existentes y afronten los nuevos retos.

Por último, Aleida Hernández Cervantes, investigadora de la UNAM, puntualizó que el estudio que se presentó es un diagnóstico que expone y propone aspectos medulares que hacen falta en la legislación laboral. “Se debe aplicar una perspectiva de género en la instrumentación jurídica del acceso a la justicia y la capacitación de los operadores jurídicos, quienes son los que miran, interpretan y aplican la ley”.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo