Nuestros sitios
Compartir

Migrantes pueden suplir déficit laboral en Baja California

Migrantes pueden suplir déficit laboral en Baja California

Las maquiladoras de Tijuana no consiguen cubrir unas 4,000 vacantes. La Secretaría del Trabajo y Previsión Social de la entidad pretende, junto con las empresas y el Instituto Nacional de Migración, agilizar los trámites para que trabajadores extranjeros se puedan integrar al mercado.


Tijuana, BC. Los migrantes se perfilan en Baja California como la solución para el déficit laboral que presenta la industria maquiladora. Al 20 de octubre del 2018, la industria maquiladora en Tijuana registró una cifra de alrededor de 4,000 vacantes, que no ha podido resolver por la elevada rotación laboral. De acuerdo con cifras de la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado, en Baja California la tasa de desocupación se ubica en 2.68 por ciento, mientras que la de rotación laboral es de 5.5 por ciento, según el último reporte de la dependencia en junio pasado.

Con estos indicadores, explicó el presidente de la Asociación de Industriales de la Mesa de Otay, Salvador Díaz, se refleja que en el estado no hay un problema por la falta de empleo sino por el déficit de trabajadores que ayuden a las empresas a cumplir o incrementar el nivel de producción.

Este video te puede interesar

Las empresas hemos visto en los migrantes una opción para cumplir con nuestras metas de producción, porque si queremos continuar con la llegada de inversión estamos convencidos que entonces lo principal es no detener la capacidad de producir, y menos por falta de empleados, vengan de donde vengan”, advirtió.

Desde el 2016, cuando llegó a la frontera la primera ola de migrantes de Haití, que según cálculos del Instituto Nacional de Migración (INM) alcanzó el número de 12,000 personas, hasta septiembre pasado alrededor de 3,000 recibieron un permiso de trabajo en el estado para diversos sectores, principalmente concentrados en la máquila, construcción y servicios.

Ese mismo año, autoridades de INM junto con las cámaras industriales firmaron un acuerdo para trabajar y facilitar el proceso de regularización y contratación que permitiera integrar a extranjeros a la plantilla laboral de la entidad.

Trabajo en manufuctura

En el caso de Tijuana, donde se concentra el mayor número de fábricas en la entidad, con datos de la Asociación de Recursos Humanos de la Industria en Tijuana (Arhitac) y del Instituto Mexicano del Seguro Social, hay 1,316 migrantes afiliados, de los cuales 503 laboran en la industria de manufactura, es decir, poco más de una tercera parte del total de extranjeros trabajando.

Al respecto, el presidente de Arhitac, Ulises Araiza, explicó que además de incrementar los salarios y entregar incentivos para reducir la rotación laboral y lograr una estabilidad laboral, las empresas han visto como una opción la contratación de migrantes para lograr cumplir con sus objetivos de producción.

Incremento de salarios

Por ejemplo, a inicios del 2017 las empresas maquiladoras externaron su preocupación por la falta de personal, incluso el déficit laboral obligó a que las empresas incrementaran los salarios que anteriormente ofrecían entre 1,200 y 1,400 pesos semanales hasta alcanzar los 1,500 y 1,800 pesos.

“Son pocos con respecto a los que se pudiera contratar, ya que no cuentan con los permisos de trabajo y trámites de migración. Noviembre todavía es un mes para contratación y empieza a reducirse en diciembre porque termina la temporada alta, pero con la llegada de la gente de Centroamérica, africanos y toda esta ola, esperamos que sirva para cambiar los esquemas que nos permitan ayudarnos y ayudarlos”, indicó.

El secretario del Trabajo y Previsión Social de Baja California, Amador Iribe Paniagua, dijo que la dependencia a su cargo trabaja junto con las empresas y el Instituto Nacional de Migración para agilizar los trámites y obtener los permisos que necesitan los trabajadores extranjeros para integrarse a las empresas.

Empresarios, abiertos a dar empleo a hondureños

El sector patronal en México está abierto a emplear a los migrantes hondureños que buscan oportunidades en Estados Unidos, y coincide con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en que nuestro país tiene que dar cabida a las personas que huyen de sus países de origen por sus razones de pobreza o por inseguridad.

Anteayer, Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), afirmó que si México exige esos derechos en Estados Unidos, “no puede ser otra la postura, cuando reclamamos lo mismos para nuestros nacionales que emigran hacia el norte”.

(Con información de Lilia González)

estados@eleconomista.mx

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo