Nuestros sitios
Compartir

Esquemas flexibles y habilidades blandas, de tendencias a nueva normalidad laboral

Esquemas flexibles y habilidades blandas, de tendencias a nueva normalidad laboral
La crisis por el nuevo coronavirus aceleró procesos y afianzó cambios que modificarán de forma permanente el mundo del trabajo y el papel que juegan los colaboradores al interior de las organizaciones.

Hay tendencias que se aceleraron con la pandemia y que pasarán a ser parte de la realidad permanente del mundo del trabajo. La flexibilidad en los esquemas laborales, la demanda de habilidades blandas, la capacitación online, el home office, la motivación constante y el cuidado de la salud emocional de los colaboradores son elementos que llegaron para quedarse.

Al menos en las grandes empresas, la flexibilidad en el trabajo y la formación profesional se posicionaron como las principales estrategias de las áreas de Recursos Humanos (RRHH) para evitar fuga de talento durante el confinamiento.

Este video te puede interesar

El estudio Y cuando despertamos… Impacto del Covid-19 en RRHH, elaborado de ThePowerMBA México, presentó los desafíos para los departamentos de gestión de talento en el escenario de la pandemia y, al mismo tiempo, las tendencias que los especialistas en Recursos Humanos, consideran como las nuevas conductas organizacionales.

En ese sentido, la retención del talento no es el único desafío. Los especialistas también perciben que a pesar de la transformación digital que s era vivido en los últimos meses, la limitante principal de los trabajadores para enfrentar los cambios en el mercado son las habilidades blandas, tales como buena comunicación, habilidad para resolver problemas, liderazgo, trabajo en equipo, inteligencia emocional, adaptabilidad y ética de trabajo, entre otras.

Estas habilidades blandas serán esenciales en la “nueva normalidad”. En un contexto de aceleración digital y transformación de los negocios, el 49% de los especialistas considera que las soft skills son más importantes, por encima de las competencias técnicas.

“Al final, todos estos comportamientos que son los que van a motivar las acciones dentro de las corporaciones se vuelven determinantes. No sólo es tener personal que tenga una idea de lo que está sucediendo, sino, además, capacitado de manera eficiente y transformando también su mentalidad a una nueva normalidad”, expuso Lyz Escalante, especialista en competencias y Top Voice de LinkedIn.

De acuerdo con el estudio de ThePowerMBA México, 8 de cada 10 encargados de Recursos Humanos encuentra en la capacitación online la mejor opción para la actualización y formación de su plantilla en el escenario pospandemia.

“Hoy la alternativa de capacitación digital se ha vuelto una realidad, hoy la alternativa de capacitación digital ya está presente y, además, se está haciendo muy bien. La formación se está transformando a algo muy dinámico. Por supuesto que todo aquello que se está transformando en la parte digital está repercutiendo de manera positiva en las competencias”, agregó Escalante.

Por ello, la especialista recordó que las organizaciones más exitosas son las que entrenan a su talento, en especial para enfrentar entornos de incertidumbre.

Recursos Humanos y los nuevos desafíos

Durante la pandemia, los dos desafíos principales de las áreas de Recursos Humanos fueron la motivación frente a un contexto de incertidumbre y la salud mental de los trabajadores.

Pero no es un escenario exclusivo de los meses de la contingencia sanitaria, ambos aspectos seguirán siendo los mayores desafíos que tendrán los gestores de talento en las empresas en el mediano plazo. “Recursos Humanos toma ahora este rol estratégico de una forma más importante”, puntualizó Alejandro Ureña, CEO de Wellness in Business.

El especialista aseguró que las nuevas dinámicas laborales y la imposición de un teletrabajo para el que no todas las personas estaban preparadas han tenido un impacto negativo en la salud emocional de los colaboradores, donde la poca conciliación entre la vida laboral y personal —pese a estar confinado en casa— ha sido el tiro de gracia para que los colaboradores tengan altos niveles de estrés. Esta situación, expuso, no contribuye a tener una fuerza laboral motivada para enfrentar los retos.

Además, explicó Ureña, la transformación de los negocios no será posible con relaciones de trabajo endebles. Sin darle al talento elementos para crecer e innovar y sin una escucha activa para saber cómo motivarlo, la empresa se va a “estancar”, advirtió.

Home office, sin marcha atrás

A futuro, el 58% de las grandes compañías en México considera que el home office es una actividad esencial para desarrollar y perfeccionar, la mitad de las empresas contempla manejar un esquema híbrido entre trabajo en casa y oficina.

“El modelo de teletrabajo pasó de una cantidad de colaboradores que lo venía manejando a una culturización de la organización para poderse transformar. Nuestras maneras de conducir a las personas, las maneras de supervisar, todos los modelos de colaboración a distancia se volvieron ya una parte fundamental”, expuso Lyz Escalante.

En la implementación del home office, el mayor reto ha sido que los trabajadores comprendieran el grado de transformación que tendría el espacio de trabajo. En ese sentido, Alejandro Ureña comentó que la oficina probablemente dejará de ser un espacio de trabajo y se convertirá en un lugar de socialización.

“Ahora otras cosas toman importancia, en primer lugar, la flexibilidad. Más del 60% de los trabajadores buscan esquemas en los que puedan compaginar sus vidas privadas, el quehacer de sus hogares, la educación de sus hijos y los objetivos laborales. La pregunta ya no es si el trabajo remoto es necesario, el verdadero cuestionamiento es cómo seguir haciéndolo de forma efectiva“, puntualizó.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo