Nuestros sitios
Compartir

Empresas quieren desarrollar talento, pero no saben cómo hacerlo

Empresas quieren desarrollar talento, pero no saben cómo hacerlo
Para 8 de cada 10 empresas es más importante desarrollar talento que contratar nuevos colaboradores, pero sólo 15% están preparadas para hacerlo.

La capacitación de los colaboradores es importante para adaptarse a los cambios, las empresas están conscientes de ello. De hecho, el 86% de las organizaciones en México prioriza el desarrollo del talento por encima de contratar nuevo capital humano.

En un contexto caracterizado por la transformación constante de los negocios, el aprendizaje continuo es la tendencia más importante en México, para el 92% de los trabajadores esto no sólo es importante, es “muy importante”. Sin embargo, sólo el 15% de las empresas se sienten listas con sus programas de capacitación para este reto, de acuerdo con el estudio Tendencias en Capital Humano México 2019, elaborado por Deloitte.

Este video te puede interesar

En contraste, sólo el 50% del talento considera que la cultura de aprendizaje en su organización es buena o excelente.

“Hablamos de la velocidad en la que están cambiando los modelos de negocio y tenemos que buscar formas para que la gente se siga manteniendo actualizada. La vida promedio de una capacidad técnica, hoy en 2019, es de 5 años ¿Eso qué quiere decir? Que cualquier cosa que uno aprenda el primer día que uno entro a la universidad, el día que se gradué es irrelevante”, dice Orlando Mejía, socio de Transformación de la Organización y Fuerza del Trabajo de Deloitte México.

Lo anterior significa que las empresas deben enfocarse en implementar sistemas de aprendizaje con los que el capital humano sí desarrolle constantemente nuevas competencias.

Este aprendizaje para toda la vida implica que las empresas revisen los incentivos que tienen para el desarrollo, mismos que en la mayoría de los casos no están alineados a la necesidad de aprender, revela el estudio.

Sólo el 14% de las empresas tiene ligados sus incentivos a la adquisición de nuevas competencias. El aprendizaje para toda la vida implica que las empresas deberán revisar los incentivos que tienen para el desarrollo, mismos que actualmente no están alineados en la mayoría de las ocasiones a la necesidad de aprender, según el estudio.

“Un alto interés en desarrollar a las personas internas a través de capacitación en la organización me dice que ya hay consciencia de hacerlo, todas las demás (cifras) me dicen que no lo estamos haciendo bien todavía. Intencionalmente sabemos a donde queremos ir, pero no estamos ahí todavía”, explicó Orlando Mejía.

En ese sentido, Jorge Ponga, socio líder de Capital Humano de Deloitte, agregó que si las organizaciones no plantean un objetivo claro de crear un ecosistema que favorezca el autodesarrollo, difícilmente se verá reflejado en las compensaciones, como el 15% que tiene totalmente vinculados sus incentivos con desarrollo de nuevas competencias.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo