Nuestros sitios
Compartir

Covid-19 no frenó esfuerzos de inclusión laboral de personas con síndrome de Down

Covid-19 no frenó esfuerzos de inclusión laboral de personas con síndrome de Down
La capacitación de personas con síndrome de Down para la inserción laboral se ha transformado a un entrenamiento por plataformas. A la par, hay empresas que seguirán apostando por incorporarlos al mercado de trabajo.

La pandemia no ha detenido los esfuerzos de asociaciones y empresas para mejorar el acceso de personas con síndrome de Down al mercado de trabajo. A pesar del entorno complejo por la covid-19, se han mantenido los programas de capacitación e iniciativas de inclusión laboral.

El camino aún es largo, de acuerdo con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), sólo 1 de cada 10 personas con discapacidad cognitiva o mental tiene empleo en México, una situación que los coloca en un estado de mayor vulnerabilidad.

Este video te puede interesar

El 21 de marzo de cada año fue definido por la Organización de Naciones Unidas (ONU) como el Día Mundial del Síndrome de Down, una fecha para hacer consciencia pública sobre esta condición y, entre otros aspectos, resaltar le necesidad de programas que les permitan tener independencia.

Daunis es una organización que promueve la autonomía de las personas con síndrome de Down, a través de la capacitación para desarrollar competencias laborales y convenios con empresas para abrirles oportunidades de trabajo como cualquier otro empleado.

La crisis sanitaria representó un entorno desafiante para la asociación, al principio tuvieron dificultades para continuar con la venta de desayunos, una tarea que les ayuda a tener recursos y funcionar como espacio para prácticas laborales de los jóvenes.

Sin embargo, la organización se ha fortalecido en este último año, gracias a una transición rápida y efectiva de sus modelos de capacitación a formatos virtuales y la solidaridad de las empresas que han sostenido los convenios de colaboración.

“Tenemos próximamente el lanzamiento de una plataforma educativa, gracias a los donantes pudimos adquirirla. Es una plataforma mucho más profesional, con trabajos, tareas y videos. Estamos en el proceso de alimentación”, expuso Beatriz Achirica, directora general de Daunis.

Casi todos los jóvenes que se capacitan en la asociación han conservado sus empleos y las capacitaciones no se han frenado. La transición, agregó la directora de la organización, ha permitido que las personas también desarrollen competencias digitales. “Trabajamos en sesiones por grupos, ellos manejan su plataforma de manera eficiente”.

El síndrome de Down es una condición, no una enfermedad. Se trata de una diferencia genética de 47 cromosomas, en lugar de los 46 que usualmente se forman. También se conoce como trisomía 21 debido a que ese cromosoma extra generalmente es una copia del 21.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la exclusión laboral de personas con discapacidad intelectual está ligada meramente a prejuicios.

Hacen suyo programa de inclusión

Neverías Frody es una de las empresas que eliminó esos prejuicios y ofrecerá 50 espacios para personas con síndrome de Down en sus 47 sucursales en Ciudad de México, Estado de México y Morelos.

Beatriz Rodríguez, directora general de Neverías Frody, afirmó que el objetivo de la iniciativa es sumarse a la labor de eliminar prejuicios en torno a las personas con discapacidad, en este caso, con síndrome de Down, demostrando que pueden desempeñar un empleo como cualquier otro colaborador.

“Simplemente requieren que las empresas abramos la puerta y se integren como parte de nuestra vida cotidiana”. La directora general de la empresa explicó que detrás de esta iniciativa hay una tarea de sensibilización y capacitación de los equipos de trabajo para recibir a los nuevos colaboradores, quienes se incorporarán con las mismas condiciones laborales que el resto de la plantilla.

Desde la elaboración de productos hasta la atención a clientes, las oportunidades laborales son en todas las áreas. Ésta es la primera acción de inclusión laboral de personas con discapacidad que emprende la nevería, pero el objetivo de la empresa es conservar esta política y expandirla en los próximos años, afirmó Beatriz Rodríguez.

Empleo real, no caridad

Las ofertas de empleo para personas con esta condición no deben ser vistas como una obra de caridad, creando espacios especiales, por el contrario, deben ser consideradas como acciones para incorporar a las personas a puestos de trabajo reales porque se tiene consciencia de que pueden desempeñar una tarea con eficiencia como cualquier otro trabajador, apuntó Beatriz Achirica.

“Es un tema de derechos humanos, el derecho al trabajo y a una vida digna, y justo por eso es que invitamos a los empresarios a conocer más sobre este tema. Es un tema de sensibilización y de tener mayor conocimiento”, comentó la directora general de Daunis.

Para Neverías Frody, se acerca la temporada alta de ventas, un período que permite a la empresa abrir nuevos puestos. En esta ocasión, esas vacantes serán destinadas a personas con síndrome de Down.

“Creemos que son personas que se pueden sumar perfectamente. He asistido a restaurantes que tienen a personas con síndrome de Down atendiendo y la atención al cliente es igual de excelente que con cualquier otro colaborador”, expresó Beatriz Rodríguez.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo