Nuestros sitios
Compartir

Agroindustria, entre la escasez de talento y la especialización tecnológica

Agroindustria, entre la escasez de talento y la especialización tecnológica

La agroindustria no se queda atrás en la implementación de nuevas tecnologías, esto implica cambios en los procesos de trabajo y la necesidad de perfiles más especializados.


¿Cómo será el agricultor del futuro? Es una pregunta que se hicieron en Grupo La Huerta a raíz de los cambios en los procesos productivos que generan las nuevas tecnologías. El trabajo en la agroindustria es cada vez más técnico y eso hace necesario que el capital humano se especialice.

“El agricultor del futuro no será realmente el campesino como lo conocemos, serán ingenieros con alto conocimiento en tecnología, pero aplicada en la agricultura”, considera Víctor Hernández, director de TI de Grupo La Huerta.

Este video te puede interesar

El campo no se queda atrás en la transformación digital. Los perfiles cambian, en la actualidad es más común encontrar ingenieros agrónomos, industriales y en sistemas, comenta Alejandro Blanco, gerente de proyecto de SofOS.

En México se emplean 6 millones 900,000 personas en el sector primario, que incluye las actividades de agricultura ganadería, silvicultura, caza y pesca, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo.

Esta cifra representa el 12.7% del total de la población ocupada del país. En contraste con el resto de los sectores, es el que menos trabajadores tiene.

Alimentos vs talento

Hay escasez de talento en la agroindustria, porque cada día hay menos personas que quieren trabajar en el campo, “es un trabajo muy duro”, opina Hernández. Sin embargo, lo que sí incrementa más rápido es la demanda de más alimentos y con mejor calidad.

“Las personas que trabajan en el campo tendrán que tecnificarse, van a tener que cambiar las formas de trabajo tradicional, sobre todo si quieren cubrir las grandes demandas que establece el mundo en los alimentos”, agrega.

Según el ejecutivo de La Huerta, para el año 2050 podríamos necesitar en el mundo una producción entre 60 y 90% mayor a la actual.

Esta escasez de talento no es única de México, sino a nivel mundial, por lo que, combinada con el incremento en la demanda de productos agrícolas, la tecnología se hace fundamental para lograr más y mejor producción.

“El mercado requiere que los procesos sean más rápidos y eficientes para mejorar las ganancias. La tecnología es una herramienta para mejorar la producción”, apunta Blanco.

Para el gerente de proyecto de SofOS, la agroindustria necesita la automatización de procesos productivos, por lo que las funciones en los puestos de trabajo llegarán a tener cambios cada cinco meses.

Tecnología aliada, no amenaza

Víctor Hernández considera que la tecnología no debe ser vista como una amenaza a los empleos en la agroindustria, sino una aliada para hacer el trabajo menos pesado.

“Yo creo que nos va a quitar el trabajo que agrega poco valor y nos hará enfocarnos en actividades más estratégicas y que la tecnología nunca hará. Veo grandes oportunidades en todas las áreas del campo y creo que todos vamos a tener que estar involucrados con la tecnología, sin importar el puesto”, expresa Hernández.

Por otra parte, Alejandro Blanco explica que la automatización trae consigo una especialización de los empleos que servirán para tener mejores resultados.

En ese punto coincide el ejecutivo de La Huerta, porque estima que en la agroindustria se requerirán de científicos de datos para analizar toda la información que se genera con la implementación de nueva tecnología.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo