Nuestros sitios
Compartir

11 elementos para fomentar una cultura de alto desempeño en equipos remotos

11 elementos para fomentar una cultura de alto desempeño en equipos remotos
Antes de medir la productividad de los equipos remotos es necesario que las empresas promuevan una cultura de alto desempeño, con un replanteamiento del liderazgo y del rol de los colaboradores.

Conforme más empresas apuestan por mantener el teletrabajo en el contexto actual, nuevos desafíos surgen en materia de talento. Mantener una buena comunicación y el compromiso de los colaboradores son parte de los retos que tienen las organizaciones y sus líderes con los equipos remotos. Pero, ¿cómo promover un cultura de alto desempeño cuando ya no estamos todos en la oficina?

La ausencia de objetivos compartidos, una misión sin roles concretos para cada colaborador, valores que no son realmente vividos, logros que no están bien definidos y poca colaboración para mejorar el trabajo son algunas de las fallas de los equipos a distancia, coincidieron especialistas.

Este video te puede interesar

Durante el panel ¿Cómo medir el desempeño de los equipos trabajando desde casa? organizado por Global Lynx, Javier Novoa, director de Cultura Organizacional Ágil, y Ricardo Pérez, fundador del Centro de Capacitación AprenDO, expusieron los elementos necesarios para supervisar el trabajo remoto y al mismo tiempo, fortalecer la productividad de los colaboradores en el home office. 

Líderes más humanos y cercanos, un trabajo basado en entregables, procesos más ágiles, confianza entre los colaboradores y los jefes y gestión de las actividades mediante plataformas son algunos elementos que ayudarán a las organizaciones a fomentar una cultura de alta productividad en los equipos remotos.

De acuerdo con los especialistas, estos son elementos básicos para promover un cultura de alto desempeño en los trabajadores a distancia:

  1. Identificación de roles. Definir cuáles son los puestos donde las funciones pueden hacerse vía remota, al igual que las herramientas necesarias para que los colaboradores cumplan con sus tareas.
  2. Herramientas digitales. Plataformas tecnológicas para mejorar la gestión, con paneles de seguimiento y procesos bien delimitados.
  3. Agilidad. Rediseño de los métodos de trabajo para hacerlos más ágiles.
  4. Entregables. Establecer un trabajo basado en entregables, es decir, las tareas puntuales que debe cumplir el equipo de trabajo.
  5. Autonomía de gestión para los trabajadores, donde el jefe no esté constantemente sobre los colaboradores para decir cuáles son las actividades que se deben realizar.
  6. Confianza en el equipo de trabajo y en su responsabilidad en el cumplimiento de los objetivos.
  7. Líderes más cercanos, con un rol más de facilitador que de supervisor.
  8. Protocolos de comunicación para saber qué canales se usarán dependiendo el tipo de mensaje que se quiera dar.
  9. Elaboración de una bitácora de error, donde se contemplen las fallas y el por qué se presentaron.
  10. Reconocimiento al buen desempeño, felicitar a los trabajadores y agradecerles por las actividades que se hicieron bien.
  11. Indicadores de desempeño para saber si el trabajador está cumpliendo y el proceso está funcionando.

Para los especialistas, la reconfiguración del liderazgo juega un rol clave en la promoción de esta cultura de productividad. En el trabajo remoto, se requieren líderes más analíticos en cuanto a los resultados, pero sin controlar a los colaboradores o estar encima de ellos. El home office demanda jefes más sensibles y con mejor comunicación.

¿Cómo mejorar la cultura en casa?

“Dentro de la casa se puede desarrollar una cultura organizacional y tenemos que crearla”, afirmó Javier Novoa. En estos momentos, hay trabajadores que comparten su casa como espacio de trabajo con sus familiares, es algo similar a lo que ocurre en las empresas con espacios abiertos, donde no hay lugares asignados y una de las claves para que haya un buen ambiente, es el apoyo social, acotó el especialista.

Desde la perspectiva del director de Cultura Organizacional Ágil, en el hogar se deben replicar las conexiones elementales: aspiracional, que el empleado reciba una remuneración acorde a sus actividades y contexto; laboral, cuando el trabajador encuentra sentido y significado en lo que hace; social, que los colaboradores se sientan integrados en el equipo para poder trabajar; organizacional, vinculada a la pertenencia que sienten las personas con la empresa.

Por su parte, Ricardo Pérez consideró que la cultura de alto desempeño en casa demanda una buena gestión de las emociones. “La parte emocional juega un papel importante, porque la distancia genera la falta de contacto”. La poca interacción entre compañeros en el trabajo a distancia en comparación con el presencial, afecta a los equipos remotos, aseguró.

En ese sentido, el fundador del Centro de Capacitación AprenDO recomendó que para tener un home office efectivo, se debe generar una cultura en el que todo el tiempo los trabajadores y jefes se apoyen y reconozcan para generar la motivación y el compromiso que necesitan los equipos de trabajo. “Que no se sientan un número de nómina que está cumpliendo con un trabajo”, concluyó.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo