Nuestros sitios
Compartir

Triunfa Conapred en la política laboral del IMSS

Triunfa Conapred en la política laboral del IMSS

La presidenta del Conapred celebra que, tras años de resistencia, la política de contratación del IMSS dejará de ser discriminatoria.


Ocho años después de que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se negara a contratar a un médico por ser portador de VIH, su política de reclutamiento tendrá que cambiar. 

El pasado miércoles la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que es discriminatorio realizar exámenes de VIH Sida a empleados de salud como requisito para la contratación. 

Este video te puede interesar

Los prejuicios sobre este padecimiento no se eliminan de la noche a la mañana, porque “hay mucha ignorancia”, considera la presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Alexandra Haas Paciuc. 

Sin embargo, lo importante es que la política de contratación del instituto ya no será discriminatoria, señala. Además, espera que a partir de esta sentencia podría haber otras mejoras en el reclutamiento de personal en otras instituciones o empresas. 

Pedir prueba de VIH es discriminatorio

No será la última vez que un empleador niegue el trabajo a personas con VIH, dice la presidenta del Conapred. “Lamentablemente hay muchos prejuicios. Pero, sobre todo, ignorancia de cómo se contagia, cómo se controla y qué actividades pueden realizar en el trabajo”, agrega.

El 95% de las transmisiones son por vía sexual, según el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y el Sida (Censida).

“Pedir la prueba de VIH para otorgar un trabajo es discriminatorio y además inútil”, comenta la especialista. Si lo hacen para proteger al personal, clientes o pacientes, deben saber que “no hay un riesgo verdadero”.

Los empleadores deben tener información científica y no crear políticas laborales basadas en prejuicios, apunta. 

La decisión de la Corte es paradigmática, agrega. Sin embargo, la discriminación laboral persiste con muchos otros grupos, como las mujeres en edad reproductiva, la población LGBTTI, personas mayores o jóvenes. 

Por ello, las políticas laborales de todos los centros de trabajo “deben ser revisadas a la luz de la Norma de Igualdad Laboral y No Discriminación”, detalla. 

Hacerlo, señala, ayudará a mejorar el clima laboral, aumenta la productividad y la competitividad. 

Ocho años de resistencia

La resistencia de muchos empleadores a eliminar prejuicios, los cuales determinan sus políticas laborales, se ejemplifica bien con el caso que revisó la SCJN la semana pasada.

La historia comenzó en 2011, cuando un médico inició los trámites para ingresar al IMSS en el estado de Coahuila. 

Sin embargo fue rechazado por dar positivo en VIH en los exámenes que le solicitaron. Por ello acudió a la Comisión de Derechos Humanos de Coahuila y finalmente el caso llegó a Conapred en 2012. 

Autoridades del instituto insistían en que no podían contratarlo debido a “su no aptitud, por alto riesgo de sufrir daño a la salud tanto al propio trabajador, como a pacientes y compañeros por patología de fondo”.

En 2015 el Conapred emitió una resolución por disposición en contra del IMSS. Le ordenó capacitar a su personal sobre el VIH, los derechos laborales y la no discriminación.

Pero el IMSS tampoco aceptó esto “y siguió un proceso largo de litigio por parte IMSS, que fuimos ganando hasta llegar a la Corte”, apunta Alxandra Hass. 

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo