Nuestros sitios
Compartir

Senadores avalan regulación del home office, empresas pagarán luz e internet

Senadores avalan regulación del home office, empresas pagarán luz e internet
La Ley Federal del Trabajo tendrá un capítulo especial para regular el teletrabajo, el cual contempla aspectos como el derecho a la desconexión digital y nuevas obligaciones para patrones y empleados,.

El Senado de la República aprobó la noche de este miércoles, y en fast track, la reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT) con la que se crea un nuevo capítulo para regular el home office que establece, entre otros aspectos, la obligación de los patrones de cubrir el costo de internet y electricidad de sus teletrabajadores.

Por unanimidad, el pleno de la Cámara Alta avaló los cambios que hicieron los diputados a la reforma que ellos aprobaron inicialmente en julio del 2019 y que aprobaron la noche de este miércoles. El proyecto fue enviado al Ejecutivo para su promulgación en el Diario Oficial de la Federación.

Este video te puede interesar

La reforma establece que para llevar a cabo esta modalidad de trabajo debe existir un contrato, el cual será necesario para la persona que labora más del 40% del tiempo a distancia. En este documento se deben especificar las condiciones laborales. Y si el personal cuenta con un Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), el home office debe formar parte de él.

El teletrabajo puede beneficiar a las personas trabajadoras ayudando a “un mejor equilibrio entre la vida laboral y la vida privada”, se afirma en el dictamen avalado por ambas cámaras. Sin embargo, para muchos esta modalidad de empleo durante la pandemia ha significado jornadas más largas o la improvisación de un lugar en su casa para laborar.

Por ello, la reforma establece los siguientes aspectos clave:

  • Derecho a la desconexión

Uno de los principios de la reforma, señala el dictamen es la soberanía del tiempo. “Los trabajadores tienen que ser capaces de administrar su tiempo, equilibrando vida personal y vida laboral”. Pero para ello deben “implementarse y respetarse horarios de trabajo”. Es necesario que en esta modalidad de trabajo exista siempre el “respeto de la vida personal”. Por lo tanto, la empresa “debe respetar y ser flexible con los horarios del trabajador”.

  • Computadoras, sillas

El artículo 330-E de la LFT establece que la parte patronal tiene la obligación de “proporcionar, instalar y encargarse del mantenimiento” de computadoras, sillas ergonómicas e impresoras, entre otros. Y el trabajador se compromete, en el contrato, a hacer buen uso de ese material.

  • Pago de internet

En ese mismo artículo se define como otro deber de la empresa o centro de trabajo el “asumir los costos derivados del teletrabajo”. Esto incluye el pago “para la telecomunicación y la parte proporcional de electricidad”.

  • Voluntario y reversible

Laborar a distancia “deberá ser voluntario y establecido por escrito”, especifica el artículo 330-G. Tanto la empresa como la persona trabajadora “tendrán el derecho de reversibilidad a la modalidad presencial”. Podrán pactar los mecanismos, procesos y tiempos necesarios para hacerlo.

Supervisión con cámaras de video

Esta modalidad de empleo permite a las empresas reducir la tasa de rotación y de ausentismo, apunta el dictamen. También le ayuda a “ampliar la cantera de trabajadores calificados”. Así como ahorros en gastos inmobiliarios y de energía. Aumenta la productividad y da la oportunidad de contratar a personas con discapacidad.

Algunas de las obligaciones de las empresas con sus teletrabajadores y teletrabajadoras son:

  • Privacidad

Deben implementar mecanismos para cuidar la información y los datos del personal. Sin embargo, según la reforma, el articulo 330-I indica que puede supervisar al personal mediante sistemas operativos “y cualquier tecnología”. Si bien debe garantizar el derecho a la intimidad, “solamente podrán utilizarse cámaras de video y micrófonos para supervisar el teletrabajo de manera extraordinaria”. Pero también “cuando la naturaleza de las funciones desempeñadas lo requiera”.

  • Seguridad Social

El teletrabajo es una actividad subordinada. Es decir, quien la realiza lo hace contratada por una empresa para laborar directamente para ella, quien le debe proporcionar seguridad social.

  • Perspectiva de género

Otorgar capacitación, formación y acceso a mejores oportunidades laborales a todo el personal, también para el que teletrabaja. El artículo 330-H establece que se deberá observar una perspectiva de género, para “conciliar la vida personal y la disponibilidad de las personas trabajadoras”.

La reforma define además que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) elaborará una Norma Oficial Mexicana para regular los aspectos de salud y seguridad en el home office. La norma deberá estar lista en un plazo no mayor a 18 meses después de la promulgación de la reforma en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo