Nuestros sitios
Compartir

Seguridad social, un desafío de grandes dimensiones

Seguridad social, un desafío de grandes dimensiones
No se puede entender al México de ayer, al de hoy, ni al de mañana sin una de las instituciones clave en el país; me refiero al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). En enero pasado, el IMSS cumplió 75 años de vida; si fuera un derechohabiente, ya sería considerado viejo, pues la Ley del […]

No se puede entender al México de ayer, al de hoy, ni al de mañana sin una de las instituciones clave en el país; me refiero al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). En enero pasado, el IMSS cumplió 75 años de vida; si fuera un derechohabiente, ya sería considerado viejo, pues la Ley del Seguro Social reconoce el derecho a una pensión de vejez a aquellos asegurados de 65 años o más. Como institución, sin embargo, está activa, muy activa, y no tiene oportunidad de retirarse; es una piedra angular para el Estado de Derecho en México, pues tiene a su cargo el derecho humano a la seguridad social.

A diferencia de muchos organismos públicos que viven, o sobreviven, completamente de las partidas presupuestales que les asignan, el IMSS tiene el carácter de organismo fiscal autónomo, esto quiere decir que tiene la capacidad de hacerse de su propio dinero. La seguridad social tiene fundamento en la Constitución y su financiamiento es tripartita: contribuyen a él patrones, trabajadores y el Estado. Sufragar la atención médica, pensionaria y de prestaciones sociales de 74 millones de derechohabientes no es cosa menor; el IMSS presta servicios a casi 56% de la población. La mayor parte de su financiamiento descansa en el pago de cuotas de poco menos de 1 millón de patrones registrados.

Este video te puede interesar

La interacción de patrones, trabajadores, beneficiarios y cerca de 440,000 empleados del IMSS, supone un reto importante para el Estado de Derecho.

El reto no es nuevo, pasa de administración en administración. El presidente electo ha planteado muchas propuestas que requieren grandes cantidades de recursos para ser cumplimentadas. Una de ellas ha sido no aumentar más los impuestos, de forma que, con el dinero existente, se tendrán que satisfacer las aspiraciones planteadas. En este sentido, no extrañará que una forma de hacerse de más recursos sea por medio de auditorías a los contribuyentes; estas auditorías deberán siempre estar apegadas a Derecho.

Ya me decía un colega hace poco: “México no necesita más impuestos, necesita que la gente que está obligada a pagarlos los pague”. De igual forma, este país necesita que todas autoridades hagan un gasto eficiente de las partidas asignadas; los desfalcos y vergonzosos escándalos de corrupción —acompañados del cinismo— son cometidos con dinero de los contribuyentes. ¿De verdad necesitamos pagar más impuestos? El reto para el Estado de Derecho a través del IMSS es que los sujetos obligados verdaderamente cumplan con sus obligaciones: que el contribuyente pague, que la informalidad migre a la formalidad y que las autoridades ejerzan con responsabilidad y ética el gasto público.

El Estado de Derecho se fortalece cuando se dejan de atropellar los derechos de los contribuyentes, cuando los operadores del Derecho se ajustan a parámetros de ética y legalidad, cuando los servidores públicos hacen un gasto responsable del dinero asignado, cuando los legisladores legislan con coherencia, cuando los juzgadores son verdaderamente independientes.

El gobierno entrante tiene un enorme reto. Como usuarios del IMSS, como derechohabientes, como patrones, como mexicanos, debemos vigilar y confiar en que lo harán bien.

Recomendaciones para patrones:

  1. Cumplir con las obligaciones patronales: registrarse como patrón, registrar a los trabajadores con salarios reales.
  2. Asesorarse frente a una “invitación del IMSS” o frente a cualquier acto de fiscalización. El Estado de Derecho se vulnera cuando no se respetan los derechos de los contribuyentes.
  3. El outsourcing no es una figura mala. Si se está ante una auténtica prestación de servicios, habrá que cumplir con las obligaciones especiales.
  4. Migrar a esquemas preventivos, más que correctivos.

spatino@cass-abogados.com

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo