Nuestros sitios
Compartir

Secretaría de Bienestar, sin medir impacto del programa para madres trabajadoras

Secretaría de Bienestar, sin medir impacto del programa para madres trabajadoras
La dependencia respondió al Coneval que su objetivo no es conocer si las beneficiaras logran incorporarse al mercado laboral. En el 2019 más de 213,000 mamás y papás recibieron el apoyo, asegura.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el programa para la atención de hijas e hijos de trabajadoras alcanzó sólo a 17% de la población para la cual se creó.  Y según la Secretaría del Bienestar, dependencia que lo opera, por medio de este programa no se puede saber si está mejorando la empleabilidad de esas mamás.

Luego de más de un año de análisis a 17 programas prioritarios del gobierno federal, el Coneval presentó los hallazgos y recomendaciones. Una de esas sugerencias es que la Secretaría del Bienestar genere información para conocer si las beneficiarias del programa, a partir de que contaron el apoyo económico, lograron obtener un empleo.

Este video te puede interesar

O si aquellas que ya estaban laborando, dedicaron menos tiempo al cuidado de las niñas y niños, “y ello se ha reflejado en el incremento” de horas que trabajan de manera remunerada.

“El programa tiene como prioridad la atención de las niñas y niños mediante una transferencia económica, por lo que el comentario no se acepta dado que no tiene fundamento de acuerdo a los criterios del programa”, respondió la dependencia.

Las dependencias que administran los 17 programas tuvieron conocimiento de los resultados previo a que fueran públicos. De esa manera la Secretaría del Bienestar respondió a las recomendaciones, las cuales se incluyen en el reporte que Coneval subió a su página de Internet.

Otra de las sugerencias del Coneval es sobre promover que las niñas y los niños con discapacidades no severas acudan a la escuela. Sobre esto respondió que “el objeto de la nueva modalidad del programa es privilegiar la decisión de los padres a determinar el modelo de cuidados de sus hijos”.

El Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras sustituyó al Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras en el 2019. La diferencia principal entre ambos es que con el esquema actual la entrega del dinero es directamente a las mamás, o padres solteros. Y no a las guarderías, como el anterior programa.

La Secretaría del Bienestar señala que su objetivo es “ofrecer un apoyo económico para ser destinado al cuidado y atención infantil de las niñas y niños a cargo de las madres trabajadoras y padres solos a fin de que les permita buscar un empleo, mantener su empleo o estudiar, mientras sus hijas e hijos reciben dichos cuidado”.

Esto, de acuerdo con las reglas de operación publicas en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 31 de diciembre del 2019.

El subsidio es de 1,600 pesos bimestrales por cada niña o niño de entre 1 y 4 años de edad. El máximo es de tres por hogar, excepto si fueron nacimientos múltiples. Si el menor tiene alguna discapacidad, el apoyo es de 3,600 cada dos meses y hasta los 6 años. Para ello, este año el presupuesto es de más de 2,192 millones de pesos.

Entidades con menor y mayor cobertura

El reporte de Coneval expone que la población atendida por el programa durante su primer año de operación fue de 149,314 mamás o papás. Sin embargo, “de acuerdo con cálculos de la Secretaría de Bienestar, la población objetivo del programa al primer trimestre de 2019, fue de 860,228 personas”, contrasta el documento.

En su respuesta, la secretaría aseguró que la cantidad correcta al 31 de diciembre del 2019 es de 213,268 madres y padres beneficiados, eso se extiende a 223,296 niñas y niños.

La entidad federativa con más beneficiarias registradas fue el Estado de México, con 12,007, indica Coneval. Baja California, con 604 mamás trabajadoras o tutores dentro del programa, fue la que tuvo menos.

Pero si se toma en cuenta la población atendida respecto a la población total que tiene cada entidad las posiciones cambian. El Estado de México, de tener a más personas inscritas, pasa a una de las tres con menor cobertura.

Colima es quien lleva la delantera. En esa entidad se ha podido llegar a 16% de la población objetivo. En segundo lugar está Aguascalientes, con 11.8%, y el tercero es Nayarit, con 11.1 por ciento.

Baja California sí sigue siendo el que menos avance reporta. En esa entidad sólo el 0.9% de quienes necesitan este programa están recibiendo el apoyo. Le sigue Chiapas, con 2.5 por ciento. Luego, el Estado de México, con 2.7 por ciento.

La Ciudad de México ocupa el lugar 18. En esta entidad federativa sólo 5.1% de la población objetivo está recibiendo el apoyo.

Esta información es del 2019. El pasado 25 de mayo Ariadna Montiel, subsecretaria de Desarrollo Social y Humano, informó que a esa fecha de 2020 el programa tenía a 120,000 niños y niñas y 118,000 mamás. La meta para este año 220,421 madres y padres trabajadores.

Debido a la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19, el pago que les entregaron fue para dos bimestres. Es decir, 3,200 pesos por niña o niño, o 7,200 pesos en el caso de que tengan alguna discapacidad.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo