Nuestros sitios
Compartir

Rigidez excesiva para regular el outsourcing ahuyentará inversiones: CEEG

Rigidez excesiva para regular el outsourcing ahuyentará inversiones: CEEG
Las empresas globales que operan en México respaldaron la postura de erradicar los esquemas de subcontratación fraudulentos. Sin embargo, advirtieron que una regulación excesiva podría tener un alto costo laboral.

El Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG) se pronunció a favor de erradicar la subcontratación ilegal que evade obligaciones laborales y fiscales, pero advirtió que una regulación excesiva podría poner en riesgo las inversiones de compañías multinacionales en el país y, en consecuencia, miles de empleos.

“Una rigidez excesiva en México, como la pretendida a los mecanismos de subcontratación, adicionada a pagos exorbitantes de PTU (reparto de utilidades), no sólo podrían comprometer los planes de inversión y reinversión en México, quizá llevaría a tomar decisiones difíciles como reubicar parte de nuestras operaciones a otros países, lo que no queremos”, afirmó Claudia Jañez, presidenta del CEEG.

Este video te puede interesar

La representante empresarial subrayó que las organizaciones internacionales que operan en el país tienden a pagar sueldos mayores al promedio nacional y consideran los bonos de productividad, los cuales ya han sido anexados a los contratos colectivos de trabajo.

“No estoy hablando de la generalidad del país, lo reconozco y lo entiendo. Entiendo también que tenemos que llegar a un punto en el que quitemos estas prácticas fraudulentas, evitemos esta subcontratación fraudulenta, pero conservemos los empleos que tenemos en el país. Me daría muchísima tristeza que, en una crisis económica, empresas grandes decidan llevarse sus inversiones a Vietnam, a China, a Brasil por una situación como ésta mal entendida”, expuso durante una mesa de diálogo con autoridades laborales para analizar los desafíos del reparto de utilidades.

Por su parte, Luisa María Alcalde Luján, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), aseguró que la reforma en materia de subcontratación propuesta por el gobierno federal no tiene la intención de impactar negativamente el empleo.

“Esta iniciativa propuesta por el Ejecutivo está muy lejos de tener la intención o incluso considerar que tuviese un efecto negativo en el empleo. Creo que se trata de dar cumplimiento a obligaciones que no son nuevas”, subrayó.

En la tercera mesa de diálogo entre autoridades y representantes de empresas y trabajadores para analizar las posibles distorsiones del PTU en el marco de la reforma en materia de subcontratación, se abordó la realidad de las industrias energética y extractiva, sectores donde se llegan a pagar hasta ocho meses de salario en reparto de utilidades.

¿Dónde está la distorsión?

Al igual que en el sector financiero y de seguros, las ganancias de las empresas pueden estar sujetas a factores del mercado o las utilidades se producen a largo plazo y no en todas las etapas de trabajo.

“Un trabajador que está en una empresa de reciente creación, alguien que hizo una autopista o una planta eléctrica, y trabajó en la empresa desde su fundación y hasta el año siete, recibió poco o nada de utilidades. Si tienes un trabajador que está en una empresa que tiene doce o quince años de funcionar y ésta ya hizo la disminución de su deuda y tiene gran cantidad de utilidades, entonces va a recibir una parte desproporcional de utilidad contra un trabajador de una empresa de reciente creación”, explicó Roger González, presidente de la Comisión de Energía del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Éste es un caso de una empresa con un portafolio de proyectos, que pueden ser de nueva creación o bien, de muchos años. En ese sentido, agregó el especialista, el insourcing ayuda a este tipo de organizaciones a balancear las ganancias conforme al proyecto y a los trabajadores que lo integran.

En otra realidad, en sectores como el minero, las ganancias también son empujadas por factores del mercado, como el precio de los metales, expuso Fernando Alanís Ortega, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex).

Carlos Pavón Campos, presidente de la Unión Nacional de Sindicatos Minero, Metalúrgicos y Metal Mecánicos de México (UNASIM), reconoció que en buenos años los trabajadores de estas industrias llegan a recibir entre 300,000 y 400,000 pesos por PTU, más de un año de sueldo. Por ello, pidió no topar el reparto de utilidades, asumiendo que la fuerza laboral también puede verse perjudicada cuando el precio de los metales disminuye.

Las propuestas para el PTU

Claudia Jañez recomendó que en la base del cálculo para el PTU se excluya las ganancias que no están relacionadas con la productividad de los trabajadores. Además, pidió es establecer “un límite justo” al reparto de utilidades tanto para la fuerza laboral como para la empresa, donde los colaboradores que menos ganan reciban mayor utilidad.

La presidenta del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales también propuso que se considere como “servicios especializados” a las empresas de un mismo grupo que prestan servicios administrativos, como un call center, a varias divisiones y países.

En esa misma línea, la representante empresarial pidió que en la iniciativa de reforma de subcontratación del Ejecutivo que se discutirá en la Cámara de Diputados a partir de la próxima semana se contemple un periodo de transición adecuado que le permita a las empresas reestructurar sus operaciones para adaptarse a las nuevas reglas.

Para finalizar, Claudia Jañez aseguró que la aprobación de una reforma de outsourcing sin considerar un tope al reparto de utilidades, no sólo pondría en riesgo los planes de inversión actual de las compañías, también llevaría a las empresas globales a disminuir o desaparecer los bonos de productividad que actualmente otorgan.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo