Nuestros sitios
Compartir

Reforma de subcontratación: ¿Permite el insourcing en los grupos empresariales?

Por: Blanca Juárez y Gerardo Hernández 16 Abr 2021
Reforma de subcontratación: ¿Permite el insourcing en los grupos empresariales?
Los cambios al artículo 13 de la Ley Federal de Trabajo permiten la presentación de servicios y obras complementarias entre empresas de un mismo grupo, lo que podría abrir la puerta a nuevos abusos, señalan especialistas.

La reforma de subcontratación permite dentro de esta modalidad “los servicios u obras complementarias o compartidas prestadas entre empresas de un mismo grupo empresarial“. Estos trabajos serán considerados “especializados”, según el paquete de cambios legales que aprobó la Cámara de Diputados y que esta semana discutirá el Senado de la República.

Si bien la medida tiene la restricción de que los servicios permitidos “no formen parte del objeto social ni de la actividad económica preponderante de la empresa que los reciba”, al no definir qué son los servicios complementarios o compartidos “hay una ventana de oportunidad” para que continúa el insourcing, señala entrevista Jorge Sales Boyoli, presidente del comité de Capital Humano del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Este video te puede interesar

“Es otra letra pequeña dentro de esta reforma que nos preocupa a los especialistas”, indica Alex Covarrubias Valdenebro, académico de El Colegio de Sonora. “Me parece que muchas compañías, con esta salida, van a lograr evitarse la transferencia de personal” a su nómina, agrega Sales Boyoli.

La reforma en materia de outsourcing prohíbe la subcontratación de personal. Lo cual no significa que se acabe con este modelo de empleo, sino que se acota a tareas específicas. La modificación al artículo 13 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) señala que “se permite la subcontratación de servicios especializados o de ejecución de obras especializadas”.

La condición es que estas actividades “no formen parte del objeto social ni de la actividad económica preponderante” de la empresa que contrata a la de subcontratación. Ésta última, además, deberá estar registrada en el padrón público que administrará la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Al amparo de la reforma

El insourcing es una práctica utilizada por algunas empresas para ahorrarse costos laborales o el pago de utilidades, por ejemplo. Una compañía de este tipo le provee personal —hasta antes de la reforma— o servicios tercerizados –una vez que entren en vigor los cambios— a una que pertenece al mismo grupo empresarial.

El personal está contratado por una empresa, pero presta servicios a otra de la misma agrupación, la cual obtiene ganancias por esa productividad. En época de reparto de utilidades, esas trabajadoras y trabajadoras no recibirán ningún pago. Eso se debe a que, en términos legales, no pertenecen a la compañía que generó esa riqueza.

“Es uno de los grandes cambios que hay en esta iniciativa, respecto a la primera iniciativa presidencial del 12 de noviembre. La cual no reconocía la modalidad del insourcing”, recuerda Jorge Sales.

El abogado ejemplifica: “Una compañía que vende y distribuye maquinaria puede tener una empresa hermana que le dé servicios complementarios como contabilidad, finanzas, mercadeo”. Esto, “al amparo de la nueva reforma porque esas actividades no son la preponderante, que es la vender o distribuir maquinaria”. Por lo tanto, “un bloque importante de empleados se podrá quedar en esa compañía” de insourcing. No habrá necesidad de transferirlos a la nómina de la empresa que se beneficia de sus servicios, como lo ordena la reforma.

Habrá que ver, “en la práctica, cómo se lleva a cabo esta autorización de insourcing. Pero sabiendo la práctica mexicana y la debilidad de las instituciones y de los sindicatos, es de temerse”, apunta Alex Covarrubias, doctor en relaciones industriales y laborales. El académico, miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), opina que con este permiso “podríamos regresar a lo mismo” que se busca combatir con la reforma.

STPS: Servicios sí, personal no

Los servicios al interior de un mismo grupo empresarial podrán seguir compartiéndose siempre y cuando se trate de una actividad especializada y no de la transferencia de personal, afirmó Alejandro Salafranca Vázquez, titular de la Unidad de Trabajo Digno de la STPS, en el marco de un webinar de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh)

El funcionario detalló que el agregado al artículo 13 de la LFT respecto de los grupos empresariales se incluyó en la reforma por petición de la iniciativa privada para dar certeza jurídica a una figura que se usa con frecuencia a nivel corporativo.

“Eso no es una puerta para el insourcing, porque la reforma dice que la subcontratación de personal está prohibida. Los servicios compartidos no se tratan de compartir la nómina de todos, puesto que está prohibido”, detalló.

En ese sentido, el funcionario aclaró que esta figura podrá seguir operando, siempre que se preste un servicio distinto a la razón social y a la actividad económica preponderante de la empresa beneficiaria. “No es una sofisticación para permitir el insourcing, este quedará totalmente prohibido, entendiendo esta figura cuando una empresa del mismo grupo tenga la nómina de todo el grupo”, subrayó.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo