Nuestros sitios
Compartir

Reforma de outsourcing no viola los acuerdos comerciales del T-MEC: STPS

Reforma de outsourcing no viola los acuerdos comerciales del T-MEC: STPS
La Secretaría del Trabajo descartó que el nuevo régimen para la subcontratación afecte las relaciones comerciales con Estados Unidos y Canadá; por el contrario, destacó, refuerza los compromisos asumidos en el marco del T-MEC.

La regulación de la subcontratación de servicios especializados y la prohibición del outsourcing basado en suministro de personal no afecta los compromisos asumidos por nuestro país en el marco del T-MEC y mucho menos las relaciones comerciales, afirmó Alejandro Encinas Nájera, titular de la Unidad de Política Laboral y Relaciones Institucionales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

“De lo que se trata esta ley es tener plena certeza de quién es el responsable, quién asume las responsabilidades patronales respecto a las y los trabajadores. Por supuesto que la subcontratación está permitida y, si es legal y si está dentro de los marcos legales, no tendría por qué obstaculizar o afectar la relación comercial”, expuso durante el Foro internacional laboral: Las voces de los expertos sobre los retos del trabajo actual convocado por la Coparmex.

Este video te puede interesar

Encinas Nájera subrayó que las empresas que prestan servicios especializados deberán asegurar que sus trabajadores cuenten con seguridad social, reparto de utilidades y negociación colectiva.

“Uno de los usos indebidos en el pasado de la subcontratación era encubrir la relación laboral existente en un centro de trabajo. Con esta reforma lo que se va a lograr es que se aclare y que las y los trabajadores tengan plena certeza de quién es su patrón y quién responde ante un eventual conflicto”, agregó.

Por su parte, Ricardo Aranda, director general de Disciplinas de Comercio Internacional de la Secretaría de Economía (SE), recordó que al inicio del capítulo 23 del T-MEC se enfatiza la obligación de los países de mantener o adoptar derechos laborales internacionalmente reconocidos, como la libertad de asociación y la negociación colectiva.

“En la medida en que la reforma sobre subcontratación persigue entre sus objetivos, además de terminar con prácticas abusivas, garantizar los derechos laborales en los centros de trabajo, esto es acorde con el cumplimiento de este objetivo del capítulo”, explicó el funcionario de la SE.

Tanto la Secretaría del Trabajo como la Secretaría de Economía coincidieron en que la reforma de subcontratación no representa un incumplimiento de México al capítulo laboral del T-MEC, por el contrario, refuerza el compromiso de nuestro país por mejorar las condiciones de los trabajadores.

La reforma de subcontratación entró en vigor el 24 de abril luego de su publicación en el Diario Oficial de la Federación y ya comenzaron a correr los plazos de implementación de las nuevas disposiciones.

Las modificaciones al régimen de subcontratación implicaron reformas a ocho ordenamientos legales y con ello, quedó expresamente prohibido el esquema de suministro de personal, entendido cuando una empresa pone a sus trabajadores a disposición de otra. El nuevo marco legal permitirá únicamente la tercerización de servicios especializados siempre y cuando éstos no formen parte del objeto social y actividad económica preponderante de la compañía contratante.

Alejandro Encinas recordó que incluso México recibió felicitaciones por parte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por el acuerdo tripartito alcanzado para regular el outsourcing y, en ese sentido, enfatizó que el capítulo laboral retoma los principios de los convenios del organismo internacional.

Diálogo, clave para evitar paneles

Por su parte, Ricardo Aranda resaltó que el éxito del T-MEC no se deberá medir por el número de paneles que se constituyan para atender quejas, sino por el avance en la implementación de los compromisos asumidos como país contenidos en la reforma laboral de 2019.

Aunque el nuevo gobierno estadounidense ha mostrado interés por promover una agenda comercial centrada en los trabajadores, utilizando todas las herramientas de observación disponibles en el nuevo acuerdo comercial de América del Norte, el funcionario de la Secretaría de Economía opinó que esta postura no significa que nuestro país recibirá más demandas, pues existen etapas de consulta que son previas al establecimiento de un panel y que buscan resolver las diferencias a través del diálogo.

“No quiero decir que definitivamente no habrá demandas vinculadas a los compromisos laborales. Lo que quiero decir es que esto tiene un impacto en nuestras labores cotidianas a través de un diálogo constante con nuestros interlocutores en Estados Unidos y Canadá para abordar asuntos de interés o inquietudes puntuales sobre los compromisos laborales del T-MEC”, puntualizó.

Sin embargo,  consideró que este diálogo también se debe impulsar al interior del país entre los sectores vinculados con la implementación de la reforma laboral. Por ello, los canales de comunicación abiertos entre autoridades y centros de trabajo serán importantes para definir “cursos de reparación” ante supuestos incumplimientos que sean reclamados al amparo del acuerdo comercial.

Por otra parte, Alejandro Encinas resaltó que, el cumplimiento de la normatividad laboral es la mejor forma de prevenir cualquier queja al amparo del T-MEC.

“Vamos a seguir en una estrategia preventiva, inhibiendo el establecimiento de paneles comerciales. Antes de que se instale un panel, podemos acordar cursos de reparación con la instalación cubierta, que éste sea convincente y la parte demandante desista de continuar y que se llegue a una solución amistosa”, señaló el funcionario de la STPS.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo