Nuestros sitios
Compartir

Programa piloto del IMSS excluye a la mitad de las trabajadoras del hogar

Programa piloto del IMSS excluye a la mitad de las trabajadoras del hogar
La Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS) advirtió tres fallas del esquema que ensaya el IMSS: salario de referencia, pago de cuotas y comunicación de beneficios.

Un requisito para la afiliación de las trabajadoras del hogar al programa piloto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es que ganen más de 3,000 pesos mensuales. Bajo esa condición, 50% de ellas queda excluida pues percibe menos de esa cantidad.

La jefa de Gabinete de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS), Leyla Acedo Ung, señaló ésta y otras dos fallas del esquema que ensaya el IMSS. Lo hizo en el segundo día del simposio Retos y perspectivas del mundo laboral. ¿Hacia dónde va la Ciudad de México?. El encuentro fue convocado por la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la capital del país.

Este video te puede interesar

Otra de las deficiencias del programa es que las trabajadoras son las responsables no sólo de inscribirse, sino de convencer a los empleadores de que paguen la cuota que les toca. La tercera, “la más preocupante a mi punto de vista, es la falta de comunicación de las ventajas” de la afiliación, sostuvo, Leyla Acedo.

Adriana Pedroza Márquez, titular de la Coordinación de Afiliación del IMSS, quien también estuvo presente en la mesa de debate, adelantó que una vez que termine el piloto, los empleadores serán los sujetos obligados para tramitar la inscripción. Sobre el monto de 3,000 pesos, dijo en entrevista que la ley del seguro social estable esa cantidad para cotizar, pues es el salario mínimo.

Sin embargo, de acuerdo con Marcelina Bautista, secretaria colegiada del Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (Sinactraho), 60% de quienes se dedican a ese sector percibe entre uno y dos salarios mínimos. El bajo salario y la falta de seguridad social es el resultado de la desvalorización social de esa actividad económica que ni siquiera es concebido como trabajo, lamentó.

El programa piloto de afiliación al IMSS funciona desde el pasado 1 de abril. De esa fecha a noviembre, 11,947 personas se han inscrito, informó Adriana Pedroza. En el país, hay más de 2.4 millones de empleadas del hogar, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El esquema de aseguramiento, contrario a lo que ocurre con el resto de los trabajadores, todavía queda a voluntad del empleador si quiere aportar su cuota. El IMSS está probando este programa para luego convertir la afiliación en obligatoria.

Lo hace en cumplimiento de una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). En diciembre de 2018, el supremo tribunal del país consideró discriminatorio excluir a las trabajadoras del hogar del régimen obligatorio del IMSS.

Le indicó que pusiera en marcha un programa piloto, el cual durará 18 meses. Es decir, termina en agosto. Al cabo de ese periodo, el IMSS deberá proponer al Congreso de la Unión “las adecuaciones legales necesarias para la incorporación formal del nuevo sistema especial de seguridad social”.

Sin embargo, sobre modificar el monto mínimo para cotizar, Adriana Pedroza señaló en entrevista que esto se modificaría sólo “si hubiera una determinación de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami)”.

En 22 años, sólo 3,000 afiliadas

La titular de la Coordinación de Afiliación del IMSS dijo que el salario promedio mensual de quienes se han inscrito es de 4,778 pesos mensuales. De mayo a octubre de este 2019, el número de trabajadoras inscritas al programa es de 11,947.

Antes del programa piloto, el régimen por el que se podían afiliar era uno voluntario. Si las personas que las empleaban aceptaban pagar una cuota anual anticipada de 9, 312.66 pesos, podían tener acceso a la salud. Pero no a seguros como las incapacidades o la guardería.

En 22 años que estuvo vigente ese esquema, apenas 3,000 trabajadoras fueron afiliadas, resaltó Aldriana Pedroza. Las casi 12,000 personas que han conseguido afiliar a partir de abril “representa 354% más la modalidad anterior”.

Aunque el Inegi señala que 9 de cada 10 de quienes personas se dedican al trabajo remunerado del hogar son mujeres, en las inscripciones al IMSS representan 7 de cada 10. El 24% son hombres. La mayoría de las afiliaciones son de personas de entre 51 y 70 años de edad.

Para Pedroza Márquez, la difusión y el entendimiento de la importancia de otorgar la seguridad social han sido los mayores retos en la implementación del programa piloto. “Es necesario incluir la información de los beneficios desde la educación básica para que podamos exigir nuestros derechos y cumplir con nuestras obligaciones”, expuso.

Ha sido en el sur del país es donde mayor dificultad están teniendo para las inscripciones. “Es por la situación económica (de esos estados). Pero se hará un esfuerzo para llegar a toda la población de trabajadoras”, afirmó en entrevista.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo