Nuestros sitios
Compartir

México ratifica ante la OIT reconocimiento de derechos de trabajadoras del hogar

México ratifica ante la OIT reconocimiento de derechos de trabajadoras del hogar
La regulación de las agencias de empleo privadas, la protección de las empleadas migrantes y la inspección de centros de trabajo son los nuevos temas que el gobierno federal ahora está obligado a impulsar.

México dio un paso más para garantizar el trabajo decente para las trabajadoras y trabajadores del hogar. La Organización Internacional de Trabajo (OIT) recibió del gobierno federal la ratificación del Convenio 189, el cual protege a las empleadas del hogar. Una vez que entre en vigor, en el 2021, tendrá carácter de ley.

Con este trámite se avanza para que el documento, ratificado en diciembre del 2019 por el Senado, sea obligatorio en el país. El instrumento ordena el reconocimiento de los derechos laborales de esa población y la modificación de leyes para que sus condiciones de trabajo sean dignas.

Este video te puede interesar

Gracias a este convenio, también los diferentes niveles de gobierno estarán obligados a crear políticas públicas que protejan a las personas que se dedican a esta actividad. En México son entre 2.3 y 2.4 millones de personas.

La inmensa mayoría son mujeres (9 de cada 10) que ganan, en promedio, hasta 2 salarios mínimos por jornadas de trabajo extenuantes y sin seguridad social, según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Muchas de las trabajadoras del hogar en este país son indígenas o provienen de áreas rurales, apuntó la OIT en un comunicado. Y más del 97% trabaja en condiciones de informalidad, agregó.

https://twitter.com/OITnoticias/status/1279108723466698752?s=20

Paso a paso el trámite del convenio

El Convenio 189 de la OIT consta de 27 artículos en los que establece las condiciones dignas de empleo para las personas trabajadoras del hogar. Por ejemplo, que tengan un salario mínimo, un contrato, la libertad de formar un sindicato. También la eliminación de toda forma de discriminación contra ellas.

Fue creado en 2011. En ese momento, los Estados miembros lo aprobaron, entre ellos México. El siguiente paso era que el Poder Ejecutivo, es decir, el presidente del país, enviara el convenio al Senado para que el pleno lo ratificara.

Sin embargo, ni Felipe Calderón ni Enrique Peña Nieto lo enviaron, a pesar de más de una veintena de exhortos de la Cámara Alta. Finalmente, en diciembre pasado, Andrés Manuel López Obrador lo hizo y las y los legisladores lo ratificaron por unanimidad.

El 21 de enero el Ejecutivo lo promulgó en el Diario Oficial de la Federación (DOF). El siguiente trámite era que el gobierno mexicano lo depositara (o registrara) ante la OIT, lo cual ocurrió este día.

Una vez realizado esto, la entrada en vigor del convenio será en un año, el 3 julio del 2021, “tras lo cual tendría carácter de ley”, informó la OIT.

Luego, el 3 de julio de 2022, el Estado mexicano tendrá que presentar a la OIT su primer informe de la aplicación del convenio. Y así lo deberá hacer cada dos años a partir de esa fecha.

Lo que le falta a México

México ya aprobó varias reformas contempladas en el convenio. En abril del 2019 el Congreso incluyó un nuevo capítulo en la materia, el XIII, a la Ley Federal del Trabajo.

Ese apartado es para las empleadas y empleados del hogar y en él reconoce derechos como el salario mínimo, el contrato por escrito, vacaciones pagadas, días de descanso o jornadas de no más de 8 horas al día.

“Reformamos lo que se entendía como un privilegio, a un derecho reconocido en la legislación. Ahora los empleadores están obligados a garantizarles un trabajo digno”, indicó Luisa María Alcalde Luján, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

En la ceremonia de depósito del convenio ante la OIT, la cual se realizó vía remota, la funcionaria indicó que este “acto representa un paso importante para saldar la deuda histórica que se tiene con este colectivo”.

Si bien en este país ya se avanzó en el tema, lo que es en gran medida por la lucha que han emprendido desde hace años las propias trabajadoras del hogar, aún falta regular temas que menciona el convenio.

Algunos de ellos son la regulación de las agencias de empleo privadas para evitar que cometan abusos o fraudes, ampliar la protección de trabajadoras migrantes, la inspección de sus centros de trabajo, la protección a adolescentes de entre 15 y 17 años.

Y también hacer efectivo el derecho a la seguridad social. Actualmente está en marcha el programa piloto de afiliación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que hasta mayo tiene registradas a 22,235 trabajadoras y trabajadores domésticos.  Éste terminará en octubre de este 2020 y a partir de entonces el organismo deberá proponer una reforma de ley para convertirlo en obligatorio.

En la ceremonia virtual también participaron Martha Delgado, subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), y Guy Ryder, director general de la OIT.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo