Nuestros sitios
Compartir

Juntas de conciliación acumulan rezago de 438,000 conflictos laborales

Juntas de conciliación acumulan rezago de 438,000 conflictos laborales
Para lograr la transición al nuevo modelo de justicia laboral, las Juntas de Conciliación y Arbitraje del país tendrían que resolver 700 casos por día durante los próximos cuatro años.

Las Juntas de Conciliación y Arbitraje en el país tendrán que resolver en promedio 700 demandas y conflictos laborales por día en los próximos cuatro años para estar al día con la entrada en vigor del nuevo modelo de justicia laboral de la reforma a la Ley Federal del Trabajo del 1 de mayo.

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) informó que en todo el país hay un rezago de 438,000 expedientes laborales sin resolver, gran parte de ellos anteriores a 2012, que se deben desahogar antes de pasar la batuta de la justicia laboral a manos del Poder Judicial en el 2023. Esta cantidad, detalló la dependencia, es adicional a los 85,000 casos en promedio que se reciben cada año.

Este video te puede interesar

La titular de la JCFA, María Eugenia Navarrete Rodríguez, presentó ante el Consejo de Coordinación para la Implementación de la Reforma al Sistema de Justicia Laboral su plan para desahogar el cúmulo de expedientes que tiene pendientes. Para este año se espera concluir con 57,000 casos rezagados, lo que equivale al 12% del total.

Los 381,000 expedientes restantes tendrán que ser resueltos en los próximos tres años. “Esto independientemente de los 85,000 casos que recibe en promedio cada año”, expresó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). Esta carga equivale a un promedio de 700 casos diarios de aquí a mediados del 2023.

Las tareas a contrarreloj tendrán que ser realizadas por los 2,000 servidores públicos con los que cuentan las juntas a lo largo del país. Con esta cantidad de personal, expresó la JFCA, “se estima que se podrá concluir todos sus asuntos, así como los que continúen llegando, derivado de que en tanto entren en funciones los tribunales laborales federales y el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, seguirán conociendo casos”.

Transición gradual

La reforma laboral del 1 de mayo contempla un periodo de transición de cuatro años para que comiencen a funcionar los tribunales laborales que dependerán del Poder Judicial. Sin embargo, el cambio será gradual y comenzará a gestarse a finales del próximo año.

La STPS informó que junto con la entrada en operaciones del nuevo Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral a finales del 2020, en diez entidades federativas comenzarán a funcionar también los tribunales laborales.

El plan presentado por la JFCA para desahogar el rezago de expedientes contempla al menos tres acciones:

  1. Redistribuir la carga de trabajo que actualmente tienen las juntas especiales de la Ciudad de México, en las cuales se concentra cerca del 14% de todos los casos del país.
  2. Privilegiar la conciliación como la vía para resolver los conflictos colectivos e individuales en proceso.
  3. Respaldar a las juntas al interior de la República con grupos de personal itinerante que apoye en el seguimiento de los casos con “diligencias, notificaciones y exhortos, entre otros aspectos”.

Para agilizar el proceso de conciliación en los conflictos laborales rezagados, la JFCA creó una plataforma para que las partes puedan hacer una cita y puedan ser atendidos por los funcionarios conciliadores.

“De esta manera la Junta confía en concluir con los 438,000 expedientes con que cuenta hasta el momento, de los cuales, varios son anteriores a 2012, y el 62.2% de los mismos corresponden al sector público. De ellos, 231,000 están la etapa de instrucción, es decir, pendientes de que se emita un laudo o resolución”, detalló la dependencia.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo