Nuestros sitios
Compartir

Inicia la reapertura de guarderías del IMSS luego de casi 4 meses de suspensión

Inicia la reapertura de guarderías del IMSS luego de casi 4 meses de suspensión
Aún hay confusión entre algunas usuarias del servicio de guarderías del Seguro Social. El instituto señala que si deciden no llevar a sus hijos en la reapertura de los centros, no hace falta justificarlo.

Este lunes iniciará la apertura gradual de la red de 1,411 guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a lo largo del país. A finales de marzo, cuando el número de contagios de Covid-19 comenzaba a subir, cerró la gran mayoría. En esos centros se atienden a más de 210,000 hijas e hijos de madres trabajadoras.

“Para mí es fundamental ese servicio“, señala en entrevista Ángeles Poblano Arellano. Sin embargo, ha decidido que aún no llevará a su niña de año y medio de edad. Aunque ha sido sumamente difícil el cuidado de la pequeña, de su otro hijo de 11 años, el trabajo doméstico y su empleo remunerado como agente de ventas, prefiere esperar unas semanas más.

Este video te puede interesar

“Ya avisé a la guardería que no acudirá porque yo sigo haciendo home office”, comenta. Para que no sea dada de baja, le han pedido una carta oficial de su empresa donde indique que, efectivamente, seguirá trabajando desde casa. “A las 10 faltas se pierde la inscripción”, explica.

De acuerdo con el director de Prestaciones Económicas y Sociales del IMSS, Mauricio Hernández Ávila, este requisito no es necesario para mantener el derecho al servicio. “Es una prestación que tienen por ley” las trabajadoras afiliadas al Seguro Social.

“A veces las mamás piensan: ‘si falta mi hijo o mi hija voy a perder el servicio’. No hay ese requerimiento de asistencia. Es una cuestión voluntaria y debe ser utilizada bajo esa premisa”, indicó en la conferencia de prensa vespertina para presentar el reporte técnico diario de la Covid-19 en México.

La importancia de las guarderías

La situación atípica por la pandemia ha provocado que el instituto realice ajustes al funcionamiento de las guarderías, generando confusión. Por ejemplo, el gobierno federal las consideró un servicio esencial. Por lo tanto, podían permanecer abiertas durante la Jornada Nacional de Sana Distancia y, luego, en el semáforo rojo.

A pesar de ello, la gran mayoría cerró. En cierta medida, porque muchas se fueron quedando desiertas. “Yo dejé de llevar a mi hija desde el 14 de marzo y creo que dos semanas después suspendieron el servicio en esa guardería”, cuenta Ángeles Poblano.

El pasado 8 de julio el instituto anunció la reapertura para el día siguiente, el jueves 9. El miércoles, por “el grupo de WhatsApp de la guardería, nos informaron que volvían a abrir. Nos pidieron tener a las niñas y los niños al corriente con sus vacunas. Y nosotras, con la carta patronal lista”, comenta Ángeles Poblano Arellano. Sin embargo, por la noche el instituto cambió la fecha para el 20 de julio.

La existencia de guarderías “es fundamental para que trabajadores de ambos sexos puedan conciliar sus responsabilidades familiares con las obligaciones relacionadas al empleo”, señala la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Sin embargo, “generalmente benefician sólo a los hijos de la trabajadora”, expresa el organismo en el documento Trabajo decente e igualdad de género. En México, el artículo 201 de la Ley del Seguro Social indica que tienen derecho a esta prestación “la mujer trabajadora, el trabajador viudo o divorciado”.

La concepción de esa política pública, como lo ha criticado el movimiento feminista, tiene que ver con la concepción de que son las mujeres las responsables del cuidado infantil. Por lo tanto, los apoyos se han diseñado para ellas y no para los varones.

La prestación, además, es únicamente para las trabajadoras en el sector formal. En diciembre del 2018, Tlaxcala era el estado con menor número guarderías, tenía apenas 7. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 70% de las mujeres que laboran en esa entidad federativa lo hacían en el mercado informal.

De acuerdo con información del IMSS, Jalisco era la entidad federativa con más guarderías en el 2018, pues tenía 97. Ahí 51% de las trabajadoras están en la informalidad, por lo tanto, no tienen derecho a llevar a sus hijos a partir de los 43 días de nacidos y hasta los 4 años de edad a esos centros de cuidado.

“Sin la guardería, yo no podría tener este trabajo”, dice Ángeles Poblano. Su primer hijo, de 11 años, también fue cuidado en unos de esos centros. Se dedica a vender pólizas de seguro de elevadores. “Trabajo muy poco en oficina, tengo que salir a ver a los clientes y no habría manera” de que pudiera haber llevado a su hijo y ahora a su pequeña, agrega.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo