Nuestros sitios
Compartir

Gobierno recorta el Programa de Apoyo al Empleo en plena crisis por Covid-19

Gobierno recorta el Programa de Apoyo al Empleo en plena crisis por Covid-19
La Secretaría de Hacienda recortó recursos para el apoyo a los desempleados. Peligran en los estados las ferias de empleo, capacitaciones, vinculación y hasta fuentes de empleo.

El Programa de Apoyo al Empleo (PAE) se quedará sin recursos para la vinculación laboral y la capacitación de trabajadores en los estados. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) pasó tijera al presupuesto asignado a este proyecto para redirigirlo al Plan de Reactivación Económica.

El recorte en la partida “subsidios para capacitación y becas” del PAE orilló a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) a cancelar los convenios vigentes con las entidades federativas para la coordinación del programa debido a su incapacidad para seguir aportando los fondos.

Este video te puede interesar

La cancelación de este segmento tendrá un impacto importante en las acciones de apoyo a la empleabilidad que hacen los estados a través de las representaciones del Servicio Nacional de Empleo (SNE), advirtieron funcionarios consultados. Sin los recursos que reciben las entidades federativas peligran los servicios de capacitación para la empleabilidad, vinculación a vacantes, organización de ferias de empleo y hasta el trabajo de los servidores públicos que laboran en estos proyectos.

A nivel federal, está en riesgo el empleo de alrededor de 1,200 servidores públicos, pues el sueldo de gran parte de los colaboradores de las oficinas del SNE en los estados dependía del subsidio del programa. El estado de Chihuahua, por ejemplo, no ha recibido los recursos del PAE desde abril, en Morelos la situación es similar y a los trabajadores se les adeuda la última quincena de abril y la primera de mayo.

El presupuesto del 2020 para el Programa de Apoyo al Empleo era de 704 millones de pesos para atender tres subprogramas: intermediación laboral (vinculación a través del Portal de Empleo, Ferias de Empleo, entre otros), capacitación para la empleabilidad y movilidad laboral de jornaleros agrícolas. El objetivo de la STPS para este año era atender a 1.95 millones de personas, por lo cual, rediseñaron sus procesos de atención para brindar un acompañamiento real a los buscadores de empleo.

Zacatecas, por ejemplo, recibía a través del PAE 28 millones de pesos; Chihuahua, 13 millones de pesos, y Morelos, 12 millones de pesos. Adicional, cada una de las entidades aportaba recursos para la operación del programa y replicar sus servicios en las oficinas estatales.

“No será posible continuar con el Convenio, ante la imposibilidad de continuar aportando los recursos como resultado de la reorientación del gasto público para financiar el Plan Nacional para la Reactivación Económica ante el Covid-19 y contrarrestar sus efectos negativos en la población, beneficiando a 25 millones de familias en México”, se advierte en una carta enviada por la STPS a los gobiernos locales.

La Secretaría del Trabajo confirma en el documento que la SHCP fue la encargada del recorte y se declara imposibilitada “material y jurídicamente” para continuar con el desarrollo de los convenios con los estados.

Funcionarios de Zacatecas, Chihuahua y Morelos confirmaron a El Economista que la cancelación de los convenios del PAE implica que los estados se quedarán sin apoyo de la federación para fondear acciones como capacitación para la empleabilidad, organización de ferias de empleo y apoyo para la vinculación de personas desempleadas.

Sin los recursos del programa, el escenario para las entidades es complejo, pues ahora sólo contarán con sus propios recursos para financiar acciones de apoyo al empleo, sin ayuda de las autoridades federales.

Estados quedan solos

“Habrá estados que podrán mantener un servicio de empleo estatal, pero habrá estados que ante la terminación anticipada y la forma en la que se está dando, se pone en riesgo la institución y la estructura. Ante la falta de colaboración y de recursos de la federación, en algunos estados puede desaparecer”, comentó Ana Rocío Escobar, directora del SNE en Chihuahua.

La funcionaria consideró que el PAE será un pilar en la reactivación económica y por ello, es importante darle continuidad. Los servicios que se ofrecen a través de las oficinas del SNE benefician no sólo a las empresas, sino a las personas más vulnerables que se quedaron sin trabajo y estarán buscando una nueva oportunidad laboral.

Por otra parte, Cliserio del Real, subsecretario del SNE en Zacatecas, dijo que si bien es importante apoyar a las empresas, la situación de pérdida de empleo que atraviesa el país requiere que el PAE no desaparezca, pues será una herramienta indispensable pasando la emergencia.

“El programa depende ahora de las condiciones que puedan tener los estados para mantener vivo el Servicio Nacional de Empleo o prácticamente cerrar las puertas”, sentenció el funcionario.

El subsecretario del SNE de Zacatecas pidió a las autoridades recapacitar esta decisión para poder dar respuesta a la demanda de talento que tendrán las empresas y, asimismo, capacitar a las personas para que puedan encontrar un empleo digno.

El panorama es el mismo en Morelos. “Veríamos desde lo estatal qué podemos hacer. El escrito en el que nos notificaron de la cancelación del PAE es no tener nada con ellos. En Morelos nos afecta totalmente en la operatividad”, dijo un funcionario de la oficina del SNE de Morelos, quien pidió conservar el anonimato.

En riesgo el SNE

El Programa de Apoyo al Empleo es uno de los más importantes del Servicio Nacional de Empleo, su desaparición significa casi la desaparición de esta instancia, opinó Armando Leñero, fundador del Centro de Estudios para la Promoción y Difusión del Empleo Formal (CEEF).

“Con esto, están quitando fuentes de empleo y un programa de ayuda a la gente pobre”, expresó el fundador del CEEF.

La decisión de desaparecer el PAE, expuso, pone al gobierno federal en una posición contradictoria en su objetivo de apoyar a los más vulnerables, pues es justo la población vulnerable la que en su mayoría se atiende a través de este programa.

Usuarios de redes sociales comenzaron a usar el #TodosSomosSNE para defender al Servicio Nacional de Empleo, argumentando que hoy más que nunca será necesario para que las personas se reincorporen al mercado laboral.

El Economista contactó a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para conocer su punto de vista sobre el recorte de recursos al PAE. Al cierre de esta edición, la dependencia no contestó.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo