Nuestros sitios
Continúa leyendo:
¿Habrá nueva reforma laboral?
Comparte
Compartir

“Está a la vuelta de la esquina un nuevo sindicalismo en México”

“Está a la vuelta de la esquina un nuevo sindicalismo en México”
Esta semana llega al Senado el dictamen de la reforma laboral, la primera de una serie de cambios en la legislación, porque aún quedan temas pendientes en el mundo del trabajo.

La reforma materia de justicia laboral y democracia sindical que aprobaron los diputados es la primera de una serie de ajustes que se harán en este sexenio para garantizar los derechos de los trabajadores y mejorar el entorno laboral en México, advierte el senador Napoleón Gómez Urrutia.

El Senado de la República recibirá esta semana el dictamen de la reforma laboral que aprobó la Cámara baja el jueves pasado, y el presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara alta, quien encabezará el proceso para su ratificación, es enfático: Quedan temas pendientes para revisar en la legislación federal, por lo que este proyecto es sólo el inicio de los ajustes laborales que hará el Congreso de la Unión.

Este video te puede interesar

“Es un avance muy importante en dos temas fundamentales, el de la justicia laboral y el de la libertad sindical, pero hay otros temas que están todavía a revisión del estudio que hizo la Cámara de Diputados, y que haremos en la Cámara de Senadores, respecto a aspectos que todavía no se incluyeron y que analizaremos”, expresa en conversación con Factor Capital Humano.

El senador Gómez Urrutia reconoce que el tiempo es corto para la discusión de la reforma laboral en el Senado, ya que el actual periodo ordinario de sesiones termina el 30 de abril. Sin embargo, expone que tiene la intención de convocar a nuevos foros públicos, por lo que si no logran hacerlo en las próximas semanas, se harán nuevas audiencias en septiembre para analizar los pendientes de la Ley Federal del Trabajo (LFT).

“Vamos a ver si logramos tener todos los puntos de vista de todas la senadoras y senadores. Incluso tengo la intención de hacer algunos foros para invitar a empresarios, líderes sindicales, especialistas, académicos, abogados laborales, pero vamos a ver si nos va a dar tiempo en este momento. Si el tiempo no alcanza, lo haremos en el siguiente periodo a partir del 1 de septiembre”, detalla.

En opinión del legislador, estos foros son importantes no sólo para enriquecer las reformas, sino también para dar certidumbre a los inversionistas sobre los alcances y logros que obtendrán con la reforma laboral, pues la desconfianza ante los cambios propuestos puede derivarse de un desconocimiento de los cambios planteados.

Y aunque la reforma laboral representa un avance en el mundo del trabajo, Napoleón Gómez Urrutia reconoce que el tema pendiente, y que será el siguiente a revisar en el Congreso de la Unión, será la regulación del esquema de subcontratación en México, para que opere en total transparencia.

Otro pendiente es el avance en el reconocimiento de los derechos laborales de sectores vulnerables. De ahí que existe la urgencia por ratificar los convenios 189, sobre trabajadoras del hogar, y 129, de trabajadores agrícolas, ambos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para elevar los derechos de estos grupos a rango constitucional. Ambos  convenios esperan todavía el aval de el Ejecutivo.

Nuevo sindicalismo

La democracia, libertad y transparencia sindical son una deuda histórica del Estado mexicano con los trabajadores, apunta Gómez Urrutia. La reforma laboral que se discute actualmente contempla esas tres demandas.

“Yo creo que la mayoría de los trabajadores sí anhela estos derechos de transparencia, democracia y libertad sindical. Muchos han sufrido la carencia y falta de oportunidades para participar dentro de sus organizaciones, para participar dentro de los procesos de selección de dirigentes. Creo que esto les va a dar ese derecho, reflejando lo que sucede en el mundo moderno sindical”.

Por otra parte, la reforma abrirá la posibilidad de fundar más sindicatos, esto es porque dentro de los sindicatos tradicionales, dice el senador, puede haber grupos de trabajadores que deseen construir sus propios liderazgos, con la certeza de no recibir represalias.

“Está a la vuelta de la esquina un nuevo sindicalismo en México, más libre, democrático y transparente”, expresa el también líder de la recién creada Confederación Internacional de Trabajadores (CIT). Con la ratificación de los convenios 87 y 98 de la OIT, nuestro país tiene el compromiso de transitar a una nueva vida sindical con la adopción de estos principios.

“Lo deben entender los líderes sindicales tradicionales porque si no, se van a quedar atrás, los van a rebasar las circunstancias y el cambio que se está efectuando en este país. México ya cambió y eso lo debemos entender todos, empresarios, líderes sindicales, líderes de organizaciones sociales y toda la sociedad y es importante que nos incorporemos al cambio”, expresa.

Desde la perspectiva de Napoleón Gómez Urrutia, las autoridades laborales serán clave en la implementación de la reforma laboral. Por lo que confía que actuarán “objetividad e imparcialidad en favor de la democracia y la paz laboral y sobre todo la mejoría del bienestar de la clase trabajadora”.

Por último, el senador considera que este 1 de mayo, México no sólo celebrará el Día Internacional del Trabajo, también comenzará la reconstrucción del mundo laboral gracias a la reforma.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo