Nuestros sitios
Compartir

En pleno pico de contagios, 5% de empresas no esenciales se resiste a cerrar

En pleno pico de contagios, 5% de empresas no esenciales se resiste a cerrar
Concesionarias de venta de autos y tiendas departamentales son parte de los centros de trabajo que se han negado a suspender labores por la pandemia, informó la STPS.

México vive en mayo, de acuerdo con las autoridades sanitarias federales, la etapa del punto máximo de contagios de Covid-19 y, en medio del punto más álgido de la emergencia sanitaria, el 5% de las empresas no esenciales le han dicho no a la Jornada de Sana Distancia y han permanecido abiertas.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) reportó que el 95% de las empresas cumple con las medidas de seguridad e higiene. El resto no ha respetado el decreto que obliga a las organizaciones con actividades no esenciales a permanecer cerradas durante la cuarentena.

Este video te puede interesar

A pesar de ello, la cifra reportada significa un ligero avance en el número de las empresas no esenciales que han cumplido con el cierre que exige la declaración de emergencia sanitaria del 30 de marzo pasado. El lunes 4 de mayo, la STPS informó que, como resultado del operativo extraordinario de inspección, el 6% de los negocios se habían negado a bajar sus cortinas.

“En este ejercicio que estamos haciendo de ‘Quién es quién en el cumplimiento de las medidas sanitarias’, hemos venido avanzando, hoy podemos informar que le 95% de las empresas, los negocios cumple con las medidas y en el 5% aún hay una resistencia. En efecto, este porcentaje ha venido bajando en las semanas que hemos venido presentando este informe”, dijo Luisa María Alcalde Luján, secretaria del Trabajo y Previsión Social.

En conferencia matutina en Palacio Nacional, la titular de la STPS destacó que la proporción de empresas no esenciales que se resisten al cierre bajó del 26 al 21% en los municipios con mayor intensidad de contagio.

Además, el reporte más reciente del operativo extraordinario de inspecciones muestra un cambio en las actividades económicas que concentran la mayor cantidad de empresas no esenciales que se resisten al cierre. La industria automotriz, que la semana pasada concentraba uno de los mayores porcentajes de organizaciones que no acataron el decreto, esta vez no figuró en la lista.

De las empresas que se negaron a cerrar, el 28% se concentra en el sector de venta, reparación, mantenimiento y distribución de vehículos para uso particular. “Aprovechamos este espacio para pedir a las diferentes marcas, recordarle a las empresas que no está considerada la venta de automóviles como una actividad esencial”, expresó Alcalde Luján.

Otro 21% de los negocios no esenciales que continúa abierto corresponde al giro de tiendas departamentales; un 19% pertenece a comercio de productos no esenciales y un 10% está en las actividades económicas relacionadas con centros de educación, recreación, almacenamiento y fabricación de productos publicitarios.

Entre los ejemplos de empresas que se han negado al cierre, destacan algunas sucursales de Office Max y la fábrica Benotto, que al principio se resistió a la verificación y cuando las autoridades lograron realizar la inspección, algunos trabajadores aseguraron que los obligaron a esconderse. Por ello, las autoridades denunciaron a la organización.

“Hacemos un llamado a no poner en riesgo a los trabajadores (…) Ya estamos en un cumplimiento mayor, pero esperamos que la próxima semana todas las empresas hayan cumplido con las medidas sanitarias”, concluyó Alcalde Luján.

Elektra acepta cerrar

Las tiendas Elektra eran uno de los negocios con actividades no esenciales que se negaban a cerrar. La Secretaría del Trabajo informó hace una semana que esta cadena de tiendas formaba parte del 6% de los centros de trabajo que continuaba operando a pesar del decreto.

Elektra promovió amparos contra las medidas sanitarias emitidas por las autoridades para poder continuar sus operaciones; sin embargo, sólo les fueron concedidas las suspensiones para operar los servicios financieros. La empresa emitió un comunicado en el que defendía su postura de permanecer abierta y al mismo tiempo, catalogaba su giro como esencial.

“En esta semana se logró que las tiendas Elektra se cierren. Esta fue una decisión de los directivos de la empresa, me mandaron un escrito, una carta, dando a conocer sus puntos de vista, cuestionando algunas medidas que se han tomado. Ellos tienen su concepción de cómo se está llevando a cabo nuestra estrategia, son críticos, pero ejerciendo su derecho a disentir (…) Deciden hacer caso y cerrar sus tiendas, dejar sólo lo que es esencial como lo establece el decreto”, comentó al respecto el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El jueves 7 de mayo, Luisa María Alcalde Luján anunció que Elektra decidió cerrar sus 1,200 sucursales y sólo permanecer con la operación de sus servicios financieros, los cuales sí están catalogados como actividad esencial.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo