Nuestros sitios
Compartir

Despachadores de gasolina son trabajadores con derechos laborales plenos: SCJN

Por: Gerardo Hernández y Blanca Juárez 25 Feb 2020
Despachadores de gasolina son trabajadores con derechos laborales plenos: SCJN
La Corte emitió una jurisprudencia en la que establece que la relación laboral de los despachadores de gasolina está protegida por la Ley Federal del Trabajo.

Los casi 400,000 despachadores de gasolina del país podrían acceder a contratos, prestaciones y seguridad social luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió jurisprudencia en la que establece que los trabajadores de estaciones de servicio están protegidos por los derechos de la Ley Federal del Trabajo (LFT).

Específicamente, determinó la Segunda Sala de la Corte en una jurisprudencia publicada el viernes 21 de febrero, los despachadores tienen una relación laboral que se rige por el capítulo XIV “Trabajo en Hoteles, Restaurantes, Bares y otros Establecimientos Análogos” de la LFT. Eso significa que sí son empleados y, por tanto, tienen derecho a un contrato, un sueldo base y que las propinas sean parte del salario, sin que los patrones tengan participación en éstas.

Este video te puede interesar

De acuerdo con la SCJN, este apartado de la legislación laboral enmarca un régimen especial que busca proteger el salario del trabajador que labora en establecimientos donde presta servicios de atención al público y a cambio recibe una propina, esto a pesar de que actualmente las estaciones de servicio de gasolina no están contempladas en la LFT.

“Esa condición también se actualiza respecto a los despachadores de gasolina en estaciones de servicio y, por ende, su relación laboral se rige por las disposiciones del capítulo XIV del título VI de la Ley Federal del Trabajo”, establece la jurisprudencia de la Suprema Corte que entra en vigor hoy.

En un recorrido realizado por El Economista, se constató que los despachadores de gasolina no sólo no tienen un salario base, sino que en varios casos tienen que pagar cuotas diarias y hasta sus uniformes a los encargados de las estaciones de servicio.

Hace casi un año, Carmen pasó por una gasolinera y vio un anuncio: “Se solicitan despachadores”. Se acercó a pedir informes y le explicaron. “Al menos no me engañaron, desde el inicio me dijeron que no había sueldo, que nada más con las propinas”. Las cuales en temporada de vacaciones, en el mejor de los casos, son de 250 pesos al día.

Un trabajo sin salario fue la mejor opción para esta joven de 23 años. Probablemente lo sea más para sus empleadores. “Es que sólo vengo cuatro horas, me da tiempo de llevar a mi hijo mayor a la primaria y recoger al otro del kínder”, cuenta. Su mamá cuida al más pequeño.

La Suprema Corte dirimió con esta jurisprudencia una contradicción de tesis después de que trabajadores de diversas estaciones de servicio demandaron prestaciones, salarios e indemnizaciones por despidos injustificados y dos tribunales de Circuito en Materia de Trabajo emitieron fallos opuestos.

¿Cuánto deben ganar?

La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) tiene contemplada una remuneración básica para los oficiales gasolineros de 3,880 pesos al mes (127.64 pesos diarios), y de 5,641 pesos mensuales (185.56 pesos diarios) para los que laboran en la Zona Libre de la Frontera Norte.

En ambos casos, el salario mínimo no contempla la propina, y la propia Ley Federal del Trabajo es clara, las propinas son parte de la remuneración del trabajador, adicionales a su salario base. En ningún caso el patrón puede pedirle cuotas diarias de las propinas a los trabajadores

“Las propinas son parte del salario de los trabajadores a que se refiere este capítulo… Los patrones no podrán reservarse ni tener participación alguna en ellas”, establece el artículo 346 de la LFT.

El oficial gasolinero figura en el número 28 de la lista de 59 profesiones, oficios y trabajos especiales de la Conasami para fijar los salarios mínimos profesionales. De acuerdo con la Comisión, el puesto se define como “la persona que atiende al público en una gasolinera. Inicia su turno recibiendo por inventario los artículos que se expenden. Suministra gasolina, aceites, aditivos y otros artículos; cobra por ellos y al finalizar su turno entrega por inventario aquellos artículos que no se expendieron, así como el importe de las ventas.

Jurisprudencia, buen avance

Para Manuel Fuentes, integrante del Observatorio Ciudadano de la Reforma Laboral, el problema de este sector es que los patrones siempre han negado la relación de trabajo. Sin embargo, la jurisprudencia sólo ratifica lo que la legislación vigente ya contempla.

“Las propinas que se otorgan forman parte del salario y, en este caso, la naturaleza del trabajo de los gasolineros está sujeta a una relación de trabajo, están sujetos a un horario, reciben órdenes”, afirma en entrevista.

Carlos Ferrán, socio fundador de la firma Ferrán Martínez Abogados, considera que la jurisprudencia está bien sustentada y es un esfuerzo de la Suprema Corte por eliminar la “zona gris” de la ley en la que se encuentran los despachadores de gasolina.

“Me parece que la jurisprudencia es consistente porque, aunque es difícil decir que una gasolinería tenga el tratamiento de un restaurante, de un bar o de un antro, es una intención del Poder Judicial de terminar con esa zona gris, meterlos a un régimen laboral particular y no dejarlos en estado de indefensión”, concluye.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo