Nuestros sitios
Compartir

Cumple reforma laboral con compromisos de México en el T-MEC

Cumple reforma laboral con compromisos de México en el T-MEC
La firma del T-MEC obligó a México a aprobar cambios que garanticen democracia sindical, nueva justicia laboral y negociación colectiva.

La reforma laboral que discutirán los diputados esta semana cumple con los acuerdos de democracia sindical y justicia laboral pactados por el gobierno federal en el tratado comercial con Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

De acuerdo con el proyecto de dictamen que presentó la junta directiva de la Comisión de Trabajo en San Lázaro, y que se discutirá este miércoles, con los cambios propuestos México responde a los compromisos asumidos en materia laboral para la firma del nuevo acuerdo de libre comercio entre los países norteamericanos.

Este video te puede interesar

Además, destacan los legisladores, los ajustes a la Ley Federal del Trabajo (LFT) responden a lo exigido en el Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que el Senado de la República ratificó en septiembre del año pasado.

“México deberá establecer en sus leyes laborales el derecho de los trabajadores a participar en actividades concertadas de negociación o protección colectivas y a organizar, formar y afiliarse al sindicato de su elección, y prohibir, en sus leyes laborales, el dominio o interferencia del empleador en actividades sindicales”, se expresa en el Anexo 23-A del T-MEC.

En respuesta, detalla la Comisión de Trabajo, la reforma laboral le permite a los trabajadores afiliarse al sindicato de su elección o bien, no estar representados por uno. También prohíbe a los patrones controlar al sindicato y tanto empleadores como trabajadores tendrán protección contra todo acto de injerencia de una parte sobre la otra.

“Se consideran actos de injerencia los actos o medidas tendientes a fomentar la constitución de organizaciones de trabajadores dominadas por un patrón o una organización de patrones, o a apoyar de cualquier forma a organizaciones de trabajadores con objeto de colocarlas bajo su control”, establece la reforma al artículo 357 de la LFT.

Conciliación independiente

De acuerdo con el T-MEC, nuestro país deberá crear una entidad independiente para la conciliación y el registro de sindicatos y contratos colectivos de trabajo, y tribunales laborales para la resolución de controversias.

Para cumplir con ese punto, la nueva legislación creará el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, mientras que las actuales Juntas de Conciliación y Arbitraje se transformarán en Tribunales Laborales que dependerán del Poder Judicial.

El Centro Federal de Conciliación tendrá a su cargo el registro de los sindicatos y los contratos colectivos, supervisará las elecciones de dirigentes sindicales y actuará como la primera instancia para resolver conflictos laborales. Los tribunales laborales resolverán las demandas si no se consigue una conciliación previa.

Para la firma del acuerdo comercial, nuestro país se comprometió a garantizar la libre elección de líderes sindicales, en este punto la reforma laboral establece que los dirigentes serán electos por voto personal, libre, directo y secreto de los miembros. Con los cambios a la ley, se acabará las dirigencias vitalicias.

Mientras que, en las boletas ya no aparecerá el nombre de la planilla, sino el del candidato a secretario general (como para diputados, senadores y presidente).

Entre discursos y presiones

La semana pasada hubo reacciones en Estados Unidos y México en torno a la aprobación de la reforma laboral en nuestro país y el aval del Congreso estadounidense al T-MEC.

El miércoles pasado, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi dijo que su país no respaldará el T-MEC a menos que México apruebe una ley que proteja los derechos laborales.

“Si no hay especificaciones de implementación, no hay tratado”, declaró Pelosi al sitio web Político.

Al día siguiente, durante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que debe aprobarse una reforma laboral apegada a los acuerdos que se establecieron en el tratado.

“No queremos dar ningún motivo, ningún pretexto, que no haya ninguna excusa para utilizar como argumento, o esgrimir de que nosotros no estamos cumpliendo con lo que se acordó”, enfatizó López Obrador.

Por otra parte, el subsecretario de América del Norte de la SRE, Jesús Seade rechazó que haya presión internacional para la votación de la reforma laboral.

“Tengo toda la expectativa y esperanza de que la legislación salga y se apruebe, claro que es una decisión soberana del Congreso mexicano, pero todo lo que escucho es que hay apoyo total de parte de los legisladores”, comentó Seade.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo