Nuestros sitios
Compartir

Congreso prepara reformas para garantizar derechos de empleadas domésticas

Congreso prepara reformas para garantizar derechos de empleadas domésticas
El Congreso de la Unión tiene pendiente una serie de reformas que garantizarán los derechos de las trabajadoras domésticas a la seguridad social, vacaciones, aguinaldo e Infonavit.

El Congreso de la Unión alista una serie de reformas con las que se formalizará el trabajo doméstico y quiénes se dedican a estas actividades tendrán derechos como la seguridad social, vacaciones y aguinaldo.

El primer paso lo dio el Senado el pasado 20 de marzo con la aprobación en comisiones de un dictamen para reformar la Ley Federal del Trabajo. Estas modificaciones establecen que el trabajo del hogar deberá fijarse mediante un contrato escrito.

Este video te puede interesar

Con esto, las personas trabajadoras del hogar contarán con las prestaciones establecidas en la ley: vacaciones, prima vacacional, pago de días de descanso, acceso a seguridad social y aguinaldo.

Con estos cambios se prohibe la contratación de menores de 15 años. Para quiénes rebasen esa edad, el patrón deberá fijar jornadas que no excedan seis horas diarias y 36 horas semanales.

Además, el trabajo doméstico tendrá tres modalidades: las personas que trabajan para un patrón y residen en el domicilio; quienes trabajan para un patrón y no residen en el domicilio, y las que trabajan para diferentes patrones y no residen en el domicilio de ninguno.

En tanto, en la Cámara de Diputados hay cuatro iniciativas pendientes que analiza la Comisión de Trabajo y Previsión Social en materia de trabajo doméstico, de autoría de Morena, PRI, PT y Movimiento Ciudadano.

Derechos laborales

La morenista Lorena Villavicencio propone que los patrones inscriban al trabajador doméstico al régimen obligatorio del Seguro Social y al pago de cuotas obrero-patronales.

“El carácter voluntario de este régimen no cumple con las necesidades de este sector social en cuanto a su ingreso formal a la Seguridad Social, ya que no se pueden erogar las contribuciones al Infonavit, entre otras diferencias conceptuales, lo cual genera una amplia franja de inequidad entre el trabajo del hogar y el restante”, dice la legisladora.

La iniciativa de Villavicencio también pretende otorgarles a los trabajadores domésticos derechos laborales como el reparto de utilidades y el pago de aportaciones al Fondo Nacional de Vivienda.

Infonavit y jornada laboral

Por otra parte, la diputada Anilú Ingram Vallines (PRI) busca que los patrones paguen la cuota al Fondo Nacional de la Vivienda. Además, establecer una jornada laboral de 8 horas diarias y el pago de horas extras conforme a la Ley.

“Históricamente las trabajadoras del hogar han sufrido discriminación, debido a que enfrentan infinidad de obstáculos para ejercer sus derechos originados de la naturaleza misma de su empleo”, asegura la legisladora.

A esta situación, agrega, hay que añadir que el marco jurídico actual permite que trabajen jornadas hasta de doce horas sin derechos laborales ni seguridad social, sin contrato, sin garantías de pensión y sin posibilidad de ahorro. Ante la ausencia de normas que garanticen sus derechos, las trabajadoras del hogar se encuentran en una situación de vulnerabilidad.

Reglas claras

Movimiento Ciudadano, a través del diputado Juan Francisco Ramírez Salcido, quiere reformar el artículo 131 de la Ley Federal del Trabajo para que los trabajadores domésticos sean informados por los patrones sobre las condiciones de trabajo de forma adecuada, verificable, congruente y fácilmente comprensible.

“En países en desarrollo donde son escasas las fuentes de trabajo formal los trabajadores domésticos constituyen un número importante de la fuerza laboral nacional, sin embargo, se encuentran entre los trabajadores más desprotegidos y marginados”, apunta Ramírez Salcido.

Al igual que la propuesta del PRI, esta iniciativa pretende que los patrones hagan las aportaciones correspondientes al Infonavit. Sin embargo, ambas reformas dejan abierta la posibilidad de que el acceso a la seguridad social sea voluntario.

Asimismo, la actual titular de la Conade, Ana Gabriela Guevara presentó durante su actividad legislativa (en el PT) una iniciativa para cambiar el término trabajadores domésticos por trabajadores del hogar en la Ley Federal del Trabajo.

En materia salarial, Guevara propuso que la remuneración nunca sea por debajo del salario mínimo vigente y que sea suficiente para satisfacer las necesidades de vida y proveer de educación obligatoria de los hijos, al sueldo no podrá aplicársele embargos, compensaciones ni descuentos.

“Las personas asalariadas que trabajan en hogares terceros están en una situación de mayor vulnerabilidad frente a la discriminación, ya que a la desvalorización de las tareas domésticas se suma la producida por la condición de género, la clase social, el origen étnico y la baja escolarización. Por lo anterior es que considero importante modificar el marco legal de garantía de derechos laborales”, comenta Guevara.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo