Nuestros sitios
Compartir

Congreso convocará a Parlamento Abierto para regular el teletrabajo en México

Congreso convocará a Parlamento Abierto para regular el teletrabajo en México
Especialistas pidieron que el proyecto de reforma del home office que aprobó el Senado sea modificado y enriquecido, pues no protege los derechos laborales de los trabajadores y genera mayores lagunas legales.

Diputadas federales, abogados laboralistas y representantes sindicales coincidieron en que el proyecto de reforma que actualmente existe para regular el teletrabajo es deficiente. Por ello, Anita Sánchez Castro (Morena), secretaria de la Comisión del Trabajo y Previsión Social de la Cámara Baja, anunció que impulsarán un parlamento abierto para discutirla.

El dictamen que aprobaron los senadores “tiene muchas brechas”, apuntó en una reunión virtual convocada por el Observatorio Ciudadano para la Reforma Laboral. “Lo más pertinente”, expuso, será solicitar al presidente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social, Manuel Baldenebro, que convoque un parlamento abierto para escuchar a expertos en la materia.

Este video te puede interesar

Hace unas semanas, entrevistado por este medio acerca del retraso en la discusión de este tema, Baldenebro ya adelantaba la posibilidad de recurrir a ese mecanismo de audiencias públicas. La pandemia de covid-19 cambió la perspectiva de esa modalidad de empleo, comentó, por lo que consideró necesario modificar el proyecto base que actualmente se tiene.

En junio del 2019, el pleno del Senado aprobó incluir un nuevo capítulo en la Ley Federal del Trabajo (LFT) sobre el llamado home office. La minuta, es decir, el documento que avaló esa Cámara, llegó a San Lázaro en septiembre. Ahora, toca a los diputados analizarla y votar en favor o en contra.

“En buena hora tenemos la oportunidad de formular una crítica y hacer un planteamiento sensiblemente diferente”, comentó Arturo Alcalde Justiniani, abogado laboralista. “El texto es ajeno a las necesidades del teletrabajo”, pues generaliza conceptos y deja vacíos legales que perjudicarán a los trabajadores, sostuvo.

“Es lamentable que haya sido aprobado por la Cámara de Senadores. No me lo explico”, pues está plagado de errores. Se trata de una reforma laboral “de una dimensión gigantesca porque es otro sistema de trabajo. El cual va a crecer tremendamente”. Pidió al Congreso detener el proceso de aprobación, pues se necesita de la discusión colectiva al respecto.

Por ejemplo, para llevar a cabo el teletrabajo, la iniciativa señala que se debe crear un convenio entre el empleador y el empleado. “En términos laborales es peligrosísimo”, expuso, porque se plantea de manera unilateral. Es decir, lo elaborará la parte empleadora y los trabajadores no tendrán de otra que aceptarlo como esté para conservar su puesto, advirtió.

El proyecto dice que el teletrabajo es una forma de organización “sin requerirse la presencia física del trabajador en el sitio específico de trabajo”. O sea, en la empresa o el negocio. Pero para Alfonso Bouzas Ortiz, coordinador del Observatorio Ciudadano para la Reforma Laboral, se debería indicar que la prestación del servicio se realizará en el lugar que el trabajador defina. La única condicionante debería ser que tengan los requerimientos tecnológicos para garantizar la comunicación con el empleador.

Reforma laboral clave

Al oír a los especialistas, la diputada Anita Sánchez Castro, de la bancada de Morena, se dijo “preocupada”. En ese proyecto los derechos de los trabajadores “no están bien contemplados, hay muchos vacíos. Lo que nos lleva a un análisis más profundo de la minuta”.

Por ejemplo, no contempla el pago de horas extras y, en lugar de un contrato, menciona un convenio. Aprobar esta reforma “implica una gran responsabilidad”, por ello, al igual que el resto de los participantes, insistió en la realización de un parlamento abierto para enriquecer la discusión.

Margarita García García, diputada del PT y también secretaria de la Comisión del Trabajo, apoyó a su compañera. También consideró necesario ampliar el debate a más voces que puedan aportar al proyecto.

Para el magistrado Héctor Arturo López Mercado, uno de los primeros problemas de este proyecto de reforma es que pretende regular el teletrabajo con “las normas rígidas de la legislación laboral” tradicional.

Recordó que el teletrabajo se introdujo a la LFT en el 2012, en el capítulo del trabajo a domicilio. Eso lo acota sólo realizarse desde casa y no en algún otro lugar. Pero tiene “una virtud. La ley ordena que las empresas se deben inscribir en un registro de patrones de trabajo a domicilio” para tener una mejor regulación. Sin embargo, eso nunca funcionó.

Él también mencionó que hay varias fallas en el proyecto. De entrada, la definición de esta modalidad de empleo. Decir que hace teletrabajo cualquier persona física que fuera de empresa preste un servicio teniendo como soporte las tecnologías de la información y comunicación lo pone a la par de quienes trabajan en plataformas digitales y aplicaciones móviles. Y no es lo mismo.

Luis Bueno Rodríguez, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), subrayó que tal como el Senado envió la minuta, se corre el riesgo de que algunas empresas “enmascaren” el teletrabajo de trabajo autónomo.

Por el hecho de estar en casa, donde un jefe no los vigila, pueden hacerlos pasar como que son trabajadores independientes. Y así evadir todas las responsabilidades laborales.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo