Nuestros sitios
Compartir

Congreso comenzará discusión para crear el sistema nacional de cuidados

Congreso comenzará discusión para crear el sistema nacional de cuidados
La iniciativa beneficiaría a personas trabajadoras. En mayo pasado más de 32 millones de mujeres y 17 millones de hombres no podían buscar un empleo porque debían cuidar de alguien más, según la OIT.

El trabajo de cuidados es trabajo. Procurar la subsistencia no es poca cosa, implica tiempo y esfuerzo. Además, es fundamental, por ejemplo, para que una persona pueda salir a buscar y conseguir un empleo. Por ello, académicas, activistas y legisladoras de Morena impulsan una reforma constitucional para que sea reconocido como un derecho y así sentar las bases para un sistema nacional de cuidados.

También buscan que en la Carta Magna quede establecido el derecho de las mujeres al tiempo propio. Según la Encuesta Nacional sobre el Uso del Tiempo (ENUT), ellas dedican más de 41 horas a la semana al trabajo de cuidados. A esto hay que sumar la jornada laboral remunerada que muchas tienen. En cambio, los hombres usan 18 horas de su semana para cuidar de alguien más.

Este video te puede interesar

En los próximos días, la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados analizará y votará estas iniciativas. Una de ellas es de la diputada Lorena Villavicencio, quien propone modificar el Artículo 4º constitucional para señalar que: “Toda persona tiene derecho al cuidado digno”. Y que, mediante una ley, se establecerán los instrumentos para un Sistema Público Nacional de Cuidados.

En ese ordenamiento también se incluiría que: “Toda persona tiene derecho a elegir de forma libre, la inversión de su tiempo”. La diputada Rocío Villarauz Martínez, también de Morena, presentó una iniciativa en el mismo sentido. Ella apunta a que se mencione que el Estado garantice el derecho al cuidado y al tiempo libre.

La carencia de servicios de guardería impide que una buena parte de la fuerza laboral pueda trabajar, principalmente las mamás, según la Organización Internacional del Trabajo. Otros obstáculos son la falta de estancias para personas mayores o que requieran de cuidados, porque generalmente las mujeres se hacen cargo de ellas. En mayo pasado 32.8 millones de mujeres y 17.5 millones de hombres no tenían un trabajo remunerado porque se quedaban en casa para atender a alguien más.

¿Qué es el trabajo de cuidados?

El trabajo de cuidados es muy amplio, explica en entrevista Elisa Gómez, coordinadora de Diálogo Político de la Fundación Friedrich Ebert (FES). “La primera idea que se viene a la mente al hablar del tema es la atención a la niñez, personas mayores, enfermas o con discapacidad”. Y “esas son poblaciones prioritarias”, pero no las únicas que la requieren.

El trabajo de cuidados va desde el autocuidado, pasando por atender a alguien más, hasta recibir asistencia, apunta. Una de sus características, desafortunadamente, “es que no se le reconoce como una labor. Lavarse los dientes, preparase el desayuno así sea para una misma, es un trabajo de cuidados”, enfatiza.

Y el derecho al tiempo propio de las mujeres “no es lo mismo que tiempo libre”. El cual, de acuerdo con la ENUT, es de menos de la mitad del que gozan los hombres. “Se trata del derecho a decidir con libertad qué hacer esas horas”.

La pandemia de covid-19 ha mostrado lo pesado, pero lo necesario que es el trabajo de cuidados, dice Elisa Gómez. Sobre todo, ha subrayado que las mujeres tienen una sobrecarga de esa labor. Y si antes era un obstáculo para que pudieran buscar un empleo o conseguir uno en el mercado formal, esta situación ha empeorado para muchas, agrega.

Luego de los meses de mayor desempleo por la crisis del nuevo coronavirus, en julio se abrieron nuevos puestos de trabajo. Pero, la mayoría fueron ocupados por hombres. En ese mes la tasa de participación económica masculina tuvo una recuperación de 4%; en tanto, la de las mujeres bajó 0.5%, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Independientemente de la pandemia, “esas desigualdades ya existían”. En el contexto rural muchas dejaban de estudiar porque su mano de obra era requerida en el hogar. En el urbano, los trabajos informales y con muy bajos ingresos, como la venta de productos por catálogo, ha sido una opción para que puedan obtener ingresos laborales, señala.

Reivindicar el trabajo de cuidados

“El secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, ha dicho que la incorporación de las mujeres al mercado laboral ayudaría al país frente a la crisis económica”, expone Elisa Gómez. Pero teniendo doble jornada de trabajo, con el remunerado y el no remunerado, es difícil que ellas puedan hacerlo.

Académicas de las FES y activistas de otras organizaciones formaron hace unos días la Coalición por el Derecho al Cuidado Digno y al Tiempo Propio de las Mujeres. Es un tema que desde hace mucho está en la agenda de feministas, recuerda la activista. “Pero es como si la pandemia nos estuviera dictando claramente lo que hay que transformar para acabar con esas desigualdades”.

La estrategia es apoyar la reforma desde la sociedad civil. De entrada, su llamado es a reivindicar el trabajo de cuidados. “Es despreciado y no es remunerado”, o se paga muy poco por él a las trabajadoras del hogar que lo realizan. Esto se debe a que “está feminizado. Hasta ahí llega la violencia y misoginia, se piensa que es un trabajo de mujeres y por ello no se valora”.

Pero toda persona necesita de cuidados y de tiempo para ello, enfatiza. Para que el mercado laboral funcione, se necesita de alguien que se encargue del trabajo de cuidados. La mayor parte de los hombres lo han tenido resuelto, pues muchas veces una mujer de su familia se ocupa de ello para que él salga a su empleo remunerado.

“Hay que reivindicar este trabajo, incluso puede ser una fuente digna de empleo”, expresa la coordinadora de Diálogo Político de la FES. Y deja en claro: “el problema no es que las mujeres cuidemos a otras personas, es una labor de gran valía, sino las condiciones en las que cuidamos”.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo