Nuestros sitios
Continúa leyendo:
La PTU de las Personas Físicas
Comparte
Compartir

Aprueban diputados la reforma laboral entre críticas de la oposición

Aprueban diputados la reforma laboral entre críticas de la oposición
La reforma en materia de justicia laboral y democracia sindical concluyó el trámite en San Lázaro, pasó al Senado para su ratificación.

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó la noche de este jueves la reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT)que sienta las nuevas bases de la justicia laboral y el sindicalismo en México.

Por la tarde, al realizarse la discusión en lo general, el dictamen recibió 417 votos favor de Morena y sus aliados, del PRI, PAN, PRD, 29 abstenciones y un voto en contra.

Este video te puede interesar

Después de casi cinco horas en las que se discutieron reservas a 104 artículos de la LFT, los legisladores avalaron, con 258 votos a favor, 67 en contra y 18 abstenciones, los artículos reservados.

Con los cambios introducidos:

  • Se crea el Centro de Conciliación y Registro Laboral; habrá 180 días para expedir la ley orgánica para su creación.
  • El plazo para que se aplique de lleno las funciones de la nueva justicia laboral será de cuatro años.
  • Para la legitimación de contratos colectivos de trabajo estos deberán revisarse todos en cuatro años.
  • Los contratos deben tener el respaldo de la mayoría de los trabajadores mediante voto personal, libre, directo y secreto.
  • Impone requisitos a los sindicatos para mantener su registro; por ejemplo, deberán presentar la convocatoria y su publicidad.
  • Los convenios laborales que establezcan la directiva sindical y el patrón deberán someterse a votación de los trabajadores.
  • Para solicitar el registro sindical se debe cumplir con 30% del apoyo de los trabajadores contratados.
  • Para establecer confederaciones sindicales debe haber más de dos sindicatos inscritos.

Con esta reforma se modifican las leyes Federal del Trabajo, Orgánica del Poder Judicial de la Federación, Federal de Defensoría Pública, del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y del Seguro Social (IMSS).

El proyecto adecua estos ordenamientos legales con la reforma constitucional en materia de justicia laboral publicada el 24 febrero de 2017 y con diversos tratados internacionales suscritos por el Estado mexicano que amplían y protegen los derechos humanos de los trabajadores.

El dictamen fue enviado al Senado de la República para su revisión, ejercicio que se llevará a cabo después de Semana Santa.

https://twitter.com/Mx_Diputados/status/1116523818531610625

Señalan presiones y “manzanas envenenadas”

Entre reclamos de los opositores de que el dictamen se realizó con prisas y presiones por el T-MEC, se dio “luz verde” al documento que cumple con los compromisos con el Tratado Comercial de México con Estados Unidos y Canadá, así como con el Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en materia de libertad sindical.

Enrique Ochoa Reza, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), advirtió que hay algunas “manzanas envenenadas” que han llegado al dictamen “por prisa, por omisión o por una perversa intención”.

En ese sentido, dijo que la posibilidad que abre la reforma para que existan múltiples contratos colectivos y sindicatos en una misma empresa irá en perjuicio de los propios trabajadores.

Consideró que se requiere una ley que respete los derechos de los trabajadores, sus sindicatos y los contratos colectivos, sin que se aplique retroactivamente lo negativo de la nueva ley.

Por el Partido Acción Nacional (PAN), Evaristo Lenin Pérez dijo que la reforma laboral debatida en el pleno, se ha dado bajo la presión de los sindicatos estadounidenses, “y se nos ha querido vender aquí, sobre todo al interior de la comisión, de que tenemos una fecha fatal para cumplirle a los sindicatos norteamericanos”.

Sin embargo, consideró que el plazo que se fijó es realmente porque el presidente Andrés Manuel López Obrador quiere tener publicada la reforma el 1 de mayo, en el marco del Día Internacional del Trabajo.

En su turno, el diputado Pablo Gómez Álvarez, de Morena, pidió acabar con el sistema llamado “charrismo”, que consiste en los sindicatos corporativos promovidos, organizados, tutelados por el Estado, así como por los sindicatos blancos cuya “ciudadela siempre fue Monterrey, que son los sindicatos patronales”.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo