Nuestros sitios
Compartir

Salario mínimo de $154.03 para las trabajadoras del hogar, victoria a medias

Salario mínimo de $154.03 para las trabajadoras del hogar, victoria a medias
Un estudio de la Conasami del 2019 señala que las personas que contratan a una empleada del hogar pueden pagar más de 250 pesos por jornada, pero el organismo decidió que para el 2021 el mínimo será de 154 pesos.

Finalmente, luego de casi 60 años de su creación, la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Consami) definió un referente para el sueldo de las trabajadoras del hogar. Pero, tras décadas de lucha, ha sido una decepción, dicen ellas. El monto de 154.03 pesos por jornada laboral aprobado refleja la discriminación estructural e incluso el racismo contra ese sector, lamentan.

El miércoles la Conasami informó que, “por votación mayoritaria”, el salario mínimo general para la mayor parte del país subirá 15%, de 123.22 a 141.70 pesos diarios; para la Zona Libre de la Frontera Norte, de 185.56 a 213.39 pesos. Y destacó que se integraba a las trabajadoras del hogar y a las personas jornaleras a la lista de salarios mínimos profesionales.

Este video te puede interesar

En 2019, un estudio realizado por la propia Conasami concluyó que el 90% de quienes contratan a estas trabajadoras puede pagar más de 250 pesos por día. En mayo de ese año el entonces titular, Andrés Peñaloza, propuso al Consejo de Representes que el pago se fijara en 248.72 pesos por día, lo cual fue rechazado.

“Es decepcionante. Llevamos mucho tiempo dignificando nuestro trabajo, reivindicándolo, exigiendo el reconocimiento de nuestros derechos y ahora volvemos a sentirnos discriminadas”, señala contrariada Marcelina Bautista Bautista, una de las líderes más importantes de este gremio.

La Conasami cumplió parte de una “deuda histórica” al incluir a este sector en el listado de los salarios mínimos profesionales, apunta Norma Palacios, secretaria general colegiada del Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (Sinactraho). “Pero esa cantidad no nos alcanza ni para lo más básico”.

Trabajando todo el mes, con ese monto recibirían poco más de 4,700 pesos. Sin embargo, El costo mensual de la canasta básica alimentaria y no alimentaria del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) es de más de 9,100 pesos.

¿Por qué hay salarios mínimos profesionales?

Antes de la pandemia más de 2.4 millones de personas se dedicaban al trabajo del hogar, nueve de cada 10 son mujeres. En julio, sólo 1.6 millones pudieron conservar su empleo, poco más de 2 millones ha vuelto a laborar.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2019 el 35% de las trabajadoras ganaba un salario mínimo o menos. Es decir, 123 pesos por día. En cambio, 16% de los hombres tenía ese ingreso.

“Somos un grupo donde una gran parte somos jefas de familia y la gran mayoría no tienen acceso a la seguridad social y no tenemos vivienda propia”, explica Norma Palacios. La decisión de la Consami, al final, “nos deja un mal sabor de boca”.

Andrés Peñaloza, quien hasta octubre se desempeñaba como titular de ese organismo descentralizado, comenta que la Conasami estaba cumpliendo “un franco desacato a la ley por la omisión en que habían incurrido a lo largo de 50 años”. En 1970 ese sector y el del trabajo agrícola fueron incluidos como actividades esenciales.

Sin embargo, a pesar de que ese trabajo ya está en la lista de salarios mínimos profesionales, “es lamentable el monto por el cual se optó”, expuso. La resolución “destila ciertos prejuicios discriminatorios, excluyentes. Incluso, cierto racismo de los sectores productivos que por ley toman estas decisiones”.

Los montos de los salarios mínimos profesionales superan al del salario mínimo general. Esto se debe a que se trata de trabajadoras y trabajadores que, “por la naturaleza de su labor, ven mermada su capacidad de negociación y organización”, explica Peñaloza.

“Son sectores atomizados, que no están adscritos a un gran centro de trabajo” ni a un sindicato. Entonces, el Estado compensa eso con ingresos un tanto superiores, pues muchas veces tampoco cuentan con prestaciones que alivien su sueldo, detalla el especialista.

2021, nuevo año, nuevos retos

El año pasado, cuando las trabajadoras del hogar pudieron participar en la negociación de la propuesta de salario mínimo pedían al menos 300 pesos por jornada. “Entre jaloneos quedó uno que era del todo satisfactorio, pero éste sí nos tiene decepcionadas”, dice Marcelina Bautista.

Pero esta vez no fueron tomadas en cuenta para determinar la cantidad de 150 pesos. Ese monto incumple con lo que mandata la Constitución, la Ley Federal del Trabajo o la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el empleo digno, subraya la activista.

Para Peñolaza, al no haberlas tomado en cuenta “se recula en la apertura al diálogo, que una instancia tripartita y un organismo público debe tener”. En 2019, durante su administración, el rechazo a aprobar un salario mínimo de 250 pesos para ellas en realidad provino de los tres sectores, admite: gobierno federal, la representación empresarial y sindicatos.

El Sinactraho no tiene una silla en el Consejo de Representantes, informa Norma Palacios, una de las tres secretarias generales colegiadas. “Nuestra voz no se escuchó y quienes están ahí no conocen nuestra realidad”.

Los empresarios que se opusieron “no tenían por qué definir nuestro futuro. Por nuestro trabajo otras personas pueden ser productivas y contribuir a la economía del país”, dice enfática Marcelina Bautista.

“Nosotras no dejaremos de usar nuestro tabulador (de un mínimo de 250 pesos)”, advierte. Ese monto está basado en el pesado trabajo que realizan “y en lo que implica sostener una vida que muchas veces no puede ser digna con esos salarios de miseria”.

Aún no inicia el 2021 y para el Sinactraho ya hay un reto: elevar esa cantidad. “Tendremos que hacer todavía más para visibilizar nuestro trabajo. Seguiremos luchando por el reconocimiento pleno de nuestros derechos y que no se queden en el papel”, indica Norma Palacios.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo