Nuestros sitios
Compartir

Trabajo a “cerebro completo”, alternativa de gestión de talento para la reapertura

Trabajo a “cerebro completo”, alternativa de gestión de talento para la reapertura
Para funcionar a cerebro completo es necesario que las empresas ubiquen las habilidades de cada uno de sus colaboradores y, con base en ello, les asignen tareas y puestos.

El escenario post-Covid es, hasta cierto punto, incierto para las empresas. La única certeza es que después de la pandemia vendrán nuevos desafíos para las organizaciones, uno de ellos es el desarrollo de talento. Las competencias de los colaboradores y en general, del centro de trabajo, serán la pieza clave para que los negocios salgan a flote.

Ana Estrada, directora general de Brújula Interior, opina que ante el escenario de la nueva normalidad, los empresarios deben contar con una estrategia de desarrollo que les permita “aspirar a funcionar a ‘cerebro completo’, la clave para hacer funcionales a los empleados”, agrega la especialista.

Este video te puede interesar

¿Qué significa que una organización funcione a cerebro completo? Es una analogía entre las cuatro partes del cerebro (frontal, derecho, basal e izquierdo) y la operación de una empresa. Cada persona tiene un lado y un cuadrante cerebral que usa más y en polo opuesto, uno más débil.

El lado del cerebro que más se usa dice mucho de las preferencias de las personas. Algunas características observadas, dependiendo el lado más explotado por cada trabajador, son las siguientes:

  • Frontal. Son orientados a conceptos abstractos, generan visión y estrategia y, detectan problemas.
  • Derecho. Son intuitivos, entusiastas, maximizan energía y generan armonía.
  • Basal. Se orientan a procesos prácticos y hacen que las cosas sucedan.
  • Izquierdo. Se caracterizan por ser estructurados, orientados a objetivos, organizados y controlados.

El punto de partida

El primer paso para que una empresa funcione a cerebro completo es detectar cuál es el lado cerebral que más usa el trabajador y asignarlo a un área y tareas relacionadas con sus características.

Al hacerlo, las empresas tendrán cubierta “cada una de las partes del cerebro” con sus empleados laborando en las áreas donde mejor puedan desempeñarse. La forma para ubicar a los colaboradores bajo este modelo es la siguiente:

» Lado frontal

En la organización existen empleados que se centrarán en las grandes ideas, crecimiento, expansión y detección de problemas; ellos suelen pensar las estrategias a largo plazo. Si se cuenta con trabajadores así, estarán trabajando del lado frontal.

» Lado izquierdo

En los empleados que se identifican con la resolución de problemas operativos y/o producción su pensamiento es el orden, la precisión y prestar atención a las normas y leyes que garantizan el éxito. Este tipo de empleados suelen trabajar dentro del lado izquierdo.

» Lado derecho

Aquellos que son más expresivos y entusiastas, e incluso artísticos, desarrollan el factor de recursos humanos o relaciones con clientes. Ellos estarán enfocados en trabajar con su hemisferio del lado derecho.

» Lado basal

Si tu negocio requiere que el trabajo sea en equipo, entonces este tipo de empleados serán prácticos y su foco será el logro de objetivos vía procedimientos confiables, ponen atención a los detalles. Ellos trabajan con su lado basal.

Ana Estrada expone que los buenos líderes deben contar con una estrategia de desarrollo de talento que les permita llegar a funcionar a cerebro completo, pues será necesario para enfrentar los desafíos que presentará el escenario post-Covid y la nueva normalidad en los centros de trabajo.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo