Nuestros sitios
Compartir

Trabajadores, ¡los mejores embajadores de una marca!

Por: Jennifer Amozorrutia* │ Universo Capital Humano 10 Ene 2020
Trabajadores, ¡los mejores embajadores de una marca!
Los colaboradores proyectan a su entorno las impresiones generadas a partir de su experiencia en su lugar de trabajo, poseen el know-how de la organización y cada uno tiene expertise diferente.

Muchas organizaciones invierten una gran cantidad de recursos en posicionar su marca en medios de comunicación con el objetivo de incrementar ventas, crear apertura de oportunidades de negocio, retener y fi­delizar clientes, mejorar su imagen.

Sin embargo, pocas empresas deciden mirar hacia adentro, y enfocarse en buscar oportunidades al interior para aprovechar a los mejores embajadores de marca: los colaboradores.

Este video te puede interesar

Walter Landon, dijo que “los productos son creados en la fábrica, mientras que las marcas son creadas en la mente”. A esta interesante frase le agregaría: “en la mente de clientes internos y externos”.

Las marcas crean signifi­cados de un producto o servicio que, a su vez, crean percepciones en las personas al interior y al exterior de las organizaciones. Los colaboradores viven y respiran la cultura organizacional día con día, lo cual hace que proyecten a su entorno las impresiones generadas a partir de su experiencia en su lugar de trabajo, de los valores, creencias y actitudes que se manejan internamente y la relación entre las personas.

Por ello, no es sufi­ciente con que las organizaciones inviertan en reforzar el posicionamiento de su marca fuera de la organización, sino que también deben hacerlo de manera interna. Incluso hay estudios que indican que una marca debe ir más allá de la imagen externa, y debe ser una experiencia generada a partir de los mismos colaboradores (Raj & Jyothi, 2011).

Enfocarse en las personas, el desafío

El punto de partida para lograr un posicionamiento de marca en el interior de la organización es generar una cultura centrada en las personas, para así cambiar el concepto de empleado a colaborador, y de colaborador, a cliente interno.

La creación de experiencias significativas debería ser un incentivo por sí mismo para cuidar a los colaboradores de igual manera que a los consumidores, procurando generar en ellos sentido de pertenencia, satisfacción laboral, compromiso y lealtad hacia la marca y la organización a la que pertenecen.

El resultado: colaboradores que se convierten en embajadores de marca, que generan una onda expansiva al promover percepciones positivas de su cultura (incluyendo su fi­losofía, trato y gestión de sus líderes, creencias, bene­ficios, incentivos, prácticas, entre otras) en su entorno inmediato, así como en canales y medios como redes sociales, que tienen un impacto en su reputación y en la relación con los stakeholders organizacionales.

Los colaboradores de Los Mejores Lugares para Trabajar® lo demuestran. De acuerdo a la encuesta de ambiente laboral Trust Index®, el 84% de ellos recomendarían mucho a sus organizaciones como excelentes lugares para trabajar. En estos ambientes de trabajo, ocho de cada 10 personas coinciden en que se viven ambientes de confi­anza, en los que se vivencian la credibilidad, el respeto, la imparcialidad, el orgullo y el compañerismo.

La marca y los clientes internos

A través del endomarketing o branding interno, se pueden crear estrategias efectivas para posicionar el signifi­cado de la marca en los colaboradores y generar un engagement en las personas.

Sin embargo, es importante que se realice permeando la fi­losofía y valores organizacionales en los colaboradores, a través de una cultura de Alta Confi­anza.

A continuación, algunos tips para utilizar la marca a favor de los clientes internos:

1. Identifica tu ADN organizacional

Más allá de la naturaleza de tu producto o servicio, ¿tienes identi­ficado cuál es tu ADN como organización? Este ADN genera una identidad que hace única a la organización y la diferencia de otras, y se forma a partir del conjunto de creencias, valores, propósito, misión y visión organizacionales.

2. Comunica el “corazón” de tu organización

La fi­losofía que mueve a la organización aporta un signi­ficado poderoso en su “razón de ser” y en lo que la marca pretende transmitir al mercado. Es importante que los colaboradores encuentren una inspiración que los haga querer pertenecer a la organización, generando un sentido de orgullo.

3. Diseña y crea prácticas originales y congruentes con tu cultura

Una práctica original no necesariamente debe implicar una alta inversión. Se trata de diseñar prácticas que en el día a día transmitan el signi­ficado del ADN organizacional en los colaboradores, para que su vivencia genere una experiencia positiva consistente en las personas.

4. Fomenta un liderazgo inspirador

Los líderes generan el 50% de la satisfacción del colaborador con respecto a su ambiente laboral, reflejan la cultura y ADN organizacional, esto infi­ere en la percepción de los colaboradores y en la construcción de signifi­cados a partir de esta experiencia.

5.  “Véndele” tus prácticas y beneficios a los colaboradores

Aplica técnicas de marketing al interior de tu organización posicionando a través de campañas, comités o con apoyo de los líderes, tus prácticas y benefi­cios para que estén en el “top of mind” de los colaboradores.

6. Hazlo personalizado, hazlo atractivo

Procura que las prácticas se encuentren integradas en un concepto atractivo para las personas, de acuerdo con los aspectos demográficos de la plantilla laboral, para que puedan conocer y valorar tu oferta como empleador y reflejen tu ADN y cultura laboral.

7. Cuida la congruencia dentro de tu organización

Muchas veces se refuerzan comportamientos contrarios a los valores organizacionales o se toman decisiones no alineadas con la misión o visión. La consistencia eleva el valor de la experiencia del cliente interno por medio de la credibilidad, lo cual genera un sentido de compromiso y reciprocidad en las personas.

8. Motiva a través del propósito

Las personas que encuentran un propósito en su trabajo y un sentido de trascendencia, impulsadas por una filosofía sólida y valores que generen una huella en la sociedad, trabajan con mayor entusiasmo, orgullo y motivación. A su vez, genera en ellos mayor compromiso hacia el éxito de la organización y una mayor lealtad a la marca.

9. Apuntálate del orgullo

Aprovecha la fuerza del orgullo por el trabajo, por el equipo y por la organización, para atacar las áreas de oportunidad y generar círculos virtuosos. Los excelentes lugares de trabajo mantienen altos niveles de orgullo.

Para posicionar el mismo mensaje emocional que quieres transmitir en tus clientes o consumidores externos, atrévete a probar una estrategia de marketing aplicado al interior de la organización a través de tu cultura laboral. Hacerlo te dará la oportunidad de conocer a tu organización, de replantear tu camino e incluso, reevaluar tu propósito y lo que quieres transmitir como marca.

Y eso no es todo. Lo mejor, es que podrás inspirar a tus colaboradores para ser los mejores embajadores de tu marca, viviéndola desde adentro de tu organización. Recuerda que, al formar mejores personas, generas mejores negocios y un mejor mundo para vivir para todos.

*La autora es Directora de Asuntos Corporativos de Great Place to Work® México (@Jenn_amz1)

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo