Nuestros sitios
Compartir

¿Te pueden despedir por ser un trabajador vulnerable al contagio de Covid-19?

¿Te pueden despedir por ser un trabajador vulnerable al contagio de Covid-19?
La condición de vulnerabilidad frente la pandemia no es motivo para despedir a trabajadores. Los patrones que incurran en esta práctica no sólo actúan con poca ética, también violan la legislación federal, advierten especialistas.

Líderes sindicales se quejaron de la intención de algunas empresas de despedir trabajadores vulnerables ante la Covid-19, con la justificación de que no tienen condiciones óptimas de salud para trabajar.

Rodolfo González Guzmán, secretario general de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), declaró que algunas compañías “pretenden que sean dados de baja los trabajadores que tienen alguna enfermedad que los ponga en riesgo de contraer coronavirus, es decir, quieren liquidar su antigüedad, sus prestaciones y darlos de baja por no ser aptas en su salud para prestar sus servicios”.

Este video te puede interesar

De esta manera, peligra el empleo de personas con enfermedades crónicas no transmisibles. Entre las medidas emitidas por la Secretaría de Salud que deben acatar los centros de trabajo se encuentra mantener el aislamiento de trabajadores que se encuentran en un grupo vulnerable –en un caso de alerta máxima- o bien, flexibilizar su asistencia al centro de trabajo, priorizando el trabajo remoto, en situaciones de alerta alta o intermedia.

“Es importante recordar que, en los centros de trabajo ubicados en localidades caracterizadas de alerta máxima, está prohibido que las personas en situación de vulnerabilidad acudan a trabajar y que, en los casos de alerta baja, se deberá prestar especial atención a dicho personal, independientemente de que no será necesario implementar medidas especiales”, expresa el Consejo de Salubridad en los lineamientos para la reapertura.

Las autoridades sanitarias federales consideran que son trabajadores vulnerables frente a la pandemia los siguientes casos:

  • Personas de 60 años o más
  • Quienes padecen enfermedades inmunodepresivas, crónicas, cardiacas, pulmonares, renales, hepáticas, sanguíneas o metabólicas
  • Quienes padecen obesidad y sobrepeso
  • Personas con discapacidad
  • Mujeres embarazadas, en periodo de lactancia o con hijos menores de cinco años

¿Existe fundamento legal en la Ley Federal del Trabajo (LFT) para despedir trabajadores vulnerables a la Covid-19? Especialistas coinciden en que no hay criterios para rescindir la relación laboral por esta causa, por lo tanto, es un despido injustificable.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) reiteró que la emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor “no justifica separar o modificar de forma unilateral las condiciones de trabajo”. Por ello, invitó a las personas que hayan sido despedidas o enviadas a casa sin goce de sueldo por la cuarentena a iniciar un proceso ante la Procuraduría Digital.

https://twitter.com/PROFEDET/status/1280139441755938819?s=20

El artículo 4 de la Ley Federal del Trabajo establece que se atacan los derechos de terceros cuando se niega “el derecho de ocupar su mismo puesto a un trabajador que haya estado separado de sus labores por causa de enfermedad o de fuerza mayor, o con permiso, al presentarse nuevamente a sus labores”.

En nuestro país, un porcentaje considerable de los empleos son operativos y no pueden hacerse vía remota, combinado con la cantidad de personas que padecen una enfermedad crónica no transmisible y que son consideradas vulnerables a la Covid-19, las empresas esenciales y neoesenciales han visto limitada su capacidad y que las primas de riesgo incrementen.

Pero si bien los despidos de los trabajadores vulnerables son una reacción “lógica” de las empresas porque no pueden usar una parte de su mano de obra, para nada son acciones que se justifiquen, irrumpen en la falta de ética, aclara Sara Morgan, procuradora de la Defensa del Trabajo de la Ciudad de México.

Sin embargo, un patrón que toma esta decisión difícilmente notificará al trabajador que la causa de su despido es su condición de vulnerabilidad ante los contagios. Entonces, ¿qué puede hacer el trabajador? Sara Morgan considera que el punto es buscar la causal. “Lo que tengo que comprobar en juicio es que mi productividad era buena, mi trabajo era bueno; que tú me despediste porque yo en este momento no lo voy a poder desempeñar”.

La funcionaria capitalina destaca que en estos casos debe acreditarse la vulneración al derecho al trabajo por un acto de discriminación: pertenecer a un grupo de población catalogado como vulnerable durante la pandemia.

Interpretación a modo

En los 15 puntos que establece la LFT para la rescisión de la relación de trabajo sin responsabilidad para el patrón no se encuentra contemplado un motivo como la condición de salud del empleado. Sin embargo, “la incapacidad física o mental o inhabilidad manifiesta del trabajador, que haga imposible la prestación del trabajo” sí es una causa para terminar la relación laboral prevista en el artículo 53.

“Lo ven de una forma muy tramposa. Lo están interpretando de una forma muy mañosa, porque esa incapacidad física o mental tiene que ser permanente. Es una incapacidad tal que impida o disminuya la capacidad laboral”, expone Carlos Alberto Rosas, especialista de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle.

En el contexto de la pandemia, los trabajadores que pertenecen a la población vulnerable no pueden desempeñar sus funciones presenciales por el riesgo de contagio, no porque hayan perdido la capacidad de trabajar, explica el abogado laboralista.

“Es un criterio que tiene falta de ética y es violatorio al Artículo 123 Constitucional, en un apartado que se llama estabilidad en el empleo, que precisamente evita eso, que cualquier patrón con cualquier pretexto te quiera botar. No hay ningún fundamento legal que los faculte, al contrario, es una práctica discriminatoria y violatoria de la Ley”, agrega Carlos Alberto Rosas.

En ese punto coincide Manuel Fuentes Muñiz, profesor investigador de la Universidad Autónoma de México (UAM), los despidos por la condición vulnerable ante la Covid-19 son ilegales.

“Esta circunstancia no significa una causal de despido en la que el patrón pueda llevar a cabo una separación. De manera definitiva, no hay un sustento legal de parte de los patrones de poder llevar a cabo una separación y de hacerla alegando esa razón, sería un despido injustificado”, comenta el abogado laboralista.

¿Conviene despedir?

Aunque una interpretación a modo del artículo 53 de la LFT pueda dar pie a que los patrones realicen despidos, Sara Morgan descarta que pueda ser la vía que utilicen los empleadores para terminar la relación de trabajo, porque eso implica que incrementaría su prima de riesgo ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La procuradora de la Defensa del Trabajo de la CDMX opina que es más probable que los patrones justifiquen el despido con una de las causales de rescisión. Por ello, enfatiza, es importante acreditar en un juicio que la verdadera razón es la condición de salud ante la pandemia.

En esa línea, Manuel Fuentes sugiere a los trabajadores exigir por escrito que se le entregue un aviso con la razón del despido. Terminar la relación de trabajo por pertenecer a un grupo vulnerable no es sólo una violación a la legislación laboral, también es un desacato a las medidas sanitarias, añade.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo