Nuestros sitios
Compartir

Sistema de pensiones en México: Lo que sí o sí debes saber como trabajador

Por: Mónica Odette Torres García* ⎮ Universo Capital Humano 05 Jun 2020
Sistema de pensiones en México: Lo que sí o sí debes saber como trabajador
Hay 19 millones de trabajadores que desconocen en qué afore se encuentra su ahorro para el retiro, lo que equivale al 30% de las cuentas que tiene el sistema de pensiones.

Durante el 2019 y lo que llevamos del 2020 una constante en los encabezados de los periódicos y noticias en internet es el tema de las pensiones, algo que una buena parte de los trabajadores, tanto del sector formal como el informal, todavía ve muy lejano. Pero haciendo caso al viejo adagio que dice que “cuando el río suena, es porque agua lleva”, considero que es un tema que debe interesarnos a todos: jóvenes, viejos, empleados y patrones.

Culturalmente, América Latina es una región del mundo en la que su tradición y cultura popular nos lleva a la evasión de lo inevitable: achacamos a la “mala suerte” enfermedades que adquirimos por nuestros malos hábitos, no nos gusta pensar en nuestro “yo” en la vejez y, especialmente en México, tenemos una relación con la muerte bastante peculiar. Nos reímos de ella, la caricaturizamos, la convertimos en un dulce de azúcar, etc. Sin embargo, cuando pasa por nuestros hogares, tradiciones como el luto suelen hacerse cada vez más breves, por lo que muchos ritos tradicionales tienden a desaparecer, para volver lo antes posible a la “normalidad”.

Este video te puede interesar

Y es que tal parece que la reforma de pensiones que entró en vigor en 1997, es decir, hace 23 años, pasó desapercibida para muchos mexicanos. De acuerdo con las cifras más recientes de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, en 2018 el 30% de las cuentas individuales no estaban asignadas a ninguna afore, es decir, 19 millones de trabajadores no saben en qué afore se encuentran. Si entre estos 19 millones hay personas que empezaron su vida laboral en 1997 a los 20 años, ahora tienen 43 o se acercan a la cuarta década de su vida.

La cifra es verdaderamente preocupante, y a quien debe ocupar es a los mismos trabajadores, ya que en la próxima década, muchas de las tendencias demográficas observadas en años recientes serán una realidad:

  • Esperanza de vida de 79 años, cuando en la década de los 70 era de 65 a 75.
  • El número de hijos por familia ha disminuido notablemente en las últimas décadas.
  • La población mundial convergerá a un estado estacionario (convergencia demográfica).
  • El mercado de trabajo mexicano se caracteriza por tener elevados niveles de informalidad, o trabajadores registrados con cuotas menores a las correspondientes, lo que a su vez les impide contar con un sistema previsional que les otorgue una cobertura y un financiamiento adecuados.
  • Pese a la apertura en los límites de inversión, en el 2019 la proporción en el portafolio de las afore para ello sigue siendo cercana al 50 por ciento. Un portafolio de inversión conservador limita los rendimientos.

Lo anterior quiere decir que a partir del 2030 habrá muchos más adultos mayores por cada trabajador en activo que en 1997 y que muchos de ellos no tendrán acceso a una pensión por haber carecido de un empleo formal y tampoco tendrán una familia que los apoye económicamente.

Ahora bien, comprendiendo la problemática, es posible buscar las opciones que más nos convengan para que la edad de retiro no nos alcance sin tener los recursos suficientes.

Es importante generar campañas de comunicación que impulsen a que el trabajador conozca cuál es la ley que aplica en su caso.

Ley 1973

Esta ley aplica en trabajadores dados de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) antes del 30 de junio de 1997 y se calcula con base en semanas cotizadas y el salario promedio de los últimos cinco años. En esta sección del sitio de la dependencia se puede consultarse esta información.

En caso de que los últimos salarios cotizados al final de la vida laboral sean bajos o se requieran más semanas de cotización, a partir de los 50 años un empleado puede realizar aportaciones en la “Modalidad 40”. En esta modalidad el trabajador absorbe las cuotas que correspondían a su empleador. Cabe mencionar que el tope a 25 salarios mínimos se mantiene vigente, a pesar de la existencia de sentencias para casos específicos emitidas por la SCJN. 

Ley 1997

Esta modalidad aplica para todas las personas que cotizan a partir del 1 de julio de 1997, el dinero de su retiro lo tiene una afore. Es muy importante que conozcan cuál es. Para esto, en esta liga se puede encontrarse una aplicación que existe para ello.

Con los estados de cuenta de su afore, en esta herramienta digital del IMSS un trabajador puede calcular el monto de su pensión.

A continuación se presentan algunas recomendaciones para mejorar la pensión de los trabajadores de acuerdo a la etapa de la vida laboral en la que se encuentran. 

» Quien desee retirarse a los 60 años, debe tener en su cuenta individual el importe correspondiente a sus gastos de 20 años. Este cálculo debe hacerse en función de sus gastos y no de sus ingresos; toda vez que, cuando dejamos de trabajar, también algunos egresos inherentes a nuestra actividad profesional se decrementan o desaparecen.

» Las personas de 35 años o menos, pueden considerar realizar aportaciones adicionales a su afore. Sin embargo, hay que considerar que éstas cobran comisiones sobre el saldo acumulado en la cuenta individual; por lo que todos debemos estar al pendiente de nuestros rendimientos y contratar la afore que brinde los mejores con las comisiones más bajas.

» A partir de los 35 años, todos debemos tomar muy en serio el tema de nuestra pensión; el no tomar decisiones a tiempo, cuesta. A partir de esta etapa, necesitamos ahorrar más en menos tiempo. No perdamos de vista que requerimos reunir dinero suficiente para vivir un promedio de 20 años sin trabajar.

» En estos casos, es recomendable contratar un Plan Personal de Retiro (PPR), o, como empresa, implementar algún programa de beneficios para empleados, cuyos fondos se destinen a su jubilación, ya sea con una aseguradora o con una operadora de fondos de inversión. Estos planes dan una certidumbre sobre el monto a recibir al momento de la jubilación y, brindados como prestación, son una buena estrategia de retención de talento.

» La Ley del Impuesto Sobre la Renta brinda beneficios fiscales para aquellos que realicen aportaciones adicionales a su afore, contraten un PPR, o empresas que implementen programas de ahorro para el retiro. De esta manera, personas físicas (asalariadas o con actividad empresarial) y morales pueden tener beneficios a corto plazo y un mayor aprovechamiento de su ahorro.

*La autora es Consultora en Finanzas e Inversiones Patrimoniales www.asesoriapatrimonialplant.com.mx (@AsesoriaPlant)

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo