Nuestros sitios
Compartir

7 aspectos clave para transitar hacia el home office de forma permanente

7 aspectos clave para transitar hacia el home office de forma permanente
Algunas empresas apostarán por el teletrabajo cuando se autorice la reapertura completa, sin embargo hay diversos elementos que deben tomarse en cuenta para que esto resulte efectivo.

El home office fue una buena alternativa para que algunas organizaciones continuaran con sus operaciones en la emergencia sanitaria por el coronavirus sin exponer a los trabajadores al contagio. Pero esta modalidad de trabajo remoto se tuvo que implementar a pesar de que no todas las empresas estuvieran preparadas para hacerlo.

“Sin embargo, con ajustes mayores o menores, esta opción ha mantenido a flote a miles de empresas de todos los tamaños y sectores, gracias a ventajas evidentes como su flexibilidad y la sana distancia”, expresa Mauricio Reynoso, director general de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh).

Este video te puede interesar

Después de experimentar con el home office y conocer los beneficios tanto para los trabajadores como para las empresas, no es casualidad que haya compañías considerando la opción de implementar permanentemente el trabajo remoto. De acuerdo con una encuesta realizada PwC entre ejecutivos mexicanos, el 64% de ellos apostará por el teletrabajo en cuanto se decrete el retorno a los centros de trabajo.

Para transitar hacia este esquema de flexibilidad laboral de manera permanente es necesario que las empresas tengan una política clara al respecto. Los especialistas de Amedirh aconsejan que, para mudar las operaciones y consolidar el home office, las organizaciones consideren 7 aspectos clave:

1. Diseño de protocolos

Conforme la cuarentena se extiende, algunas empresas analizan la viabilidad de hacer del teletrabajo una opción permanente. Este escenario requiere revisar a fondo los procesos y roles para identificar cuáles pueden asignarse al home office, alineando toda decisión a la estrategia de continuidad del negocio con los mecanismos apropiados para la correcta evaluación del desempeño.

2. Tecnología indispensable

A la luz de la emergencia, millones de personas se vieron obligadas a convertir sus áreas domésticas en espacios laborales, haciendo evidente que no todas las regiones cuentan con una red estable y veloz, ni con ancho de banda de calidad; incluso, en ocasiones la vivienda no proporciona las condiciones adecuadas.

Esto debe ser tomado en cuenta por los equipos de Tecnologías de la Información a cargo de proveer a los trabajadores de equipos físicos, software, capacitación y soporte.

3. Legislación específica

La mayoría de los países carecen de legislación que aborde el teletrabajo, por lo que los incidentes suelen resolverse mediante acuerdos colectivos o individuales. Conforme se aprenda más sobre esta práctica, será necesario incorporar medidas que protejan tanto las condiciones del trabajador como la viabilidad de las empresas, incluyendo aspectos como seguridad ocupacional, metodología para calcular compensaciones y beneficios fiscales para quienes utilizan su hogar como oficina.

4. Liderazgo innovador

Trabajar de manera remota puede diluir hasta cierto punto la estructura de una empresa. De ahí la importancia de que los equipos de Recursos Humanos aporten a los líderes soluciones efectivas para gestionar horarios, organizar equipos y evaluar el desempeño. Los líderes deben comunicar lo importante de manera eficiente y confiable.

5. Comunicación reforzada

Aún no se dispone de estudios de amplio alcance que evalúen la práctica del home office en México, pero mientras algunas industrias han experimentado un repunte en la productividad, otras han padecido lo contrario. En estos casos, una causa frecuente es una comunicación deficiente, situación que a menudo puede resolverse con una cuidadosa selección de los canales a utilizarse, lo que incluye herramientas para comunicarse, cocrear y compartir archivos y procesos.

6. Definición de perfiles

Si bien la pandemia es una gran oportunidad para poner a prueba el trabajo a distancia, lo cierto es que se trata de una situación excepcional. En circunstancias normales, el home office no es viable para todas las empresas, ni para todos los trabajadores. Lo indispensable es que la persona acepte voluntariamente esta opción porque se sabe organizada, disciplinada, autónoma y buena gestora del tiempo, y no menos importante, porque cuenta ya con un espacio en su hogar para dedicarlo al trabajo.

7. Control de la información

La información es uno de los bienes más preciados de una empresa. Además de invertir en mecanismos para protegerla, debe promoverse una cultura del respeto a la confidencialidad y limitar el acceso a información sensible. Para ello es esencial usar una red virtual privada como medida precautoria, pero se requiere explorar más alternativas.

Los mexicanos lo avalan

De acuerdo con un estudio de Udemy, 75% de los trabajadores mexicanos se plantea la posibilidad de empezar a trabajar desde casa con más frecuencia debido a su preocupación por enfermedades contagiosas como el Covid-19.

A nivel generacional, los Millennials son los que tienen la esperanza más alta de hacer home office frecuentemente, pero los Baby boomers consideran que las posibilidades de migrar al teletrabajo son más bajas.

En cuanto a la percepción que están teniendo los mexicanos respecto a lo que los empleadores están haciendo ante la crisis, el estudio indicó que el 76% considera que las empresas están implementando buenas medidas para mantenerlos a salvo del Covid-19 y otras enfermedades contagiosas en el lugar del trabajo.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Cuando un empleado renuncia... ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo