Nuestros sitios
Compartir

5 consejos para reinventarte dentro de la empresa

5 consejos para reinventarte dentro de la empresa
Renovarse o morir es una ley clásica de los negocios, pero también aplica a los individuos en las empresas; no sólo es cosa de actitud, se deben dar pasos firmes para lograrlo.

Durante una conferencia que este año impartí para un banco en México, directores regionales tuvieron una serie de sesiones inspiradoras y motivantes para poder reinventarse y lograr el cambio que provoque resultados impactantes.

Después de siete horas de sesiones llegó mi turno. Era todo un reto entrar al final de un evento, captar y mantener la atención de la audiencia que ya está cansada. La clave es ser conciso, atraparlos con una historia y provocar que participen. De lo contrario estarán volteando a ver el reloj a ver si ya se pueden levantar, sobre todo porque se les avisó que yo era la última participante, la gente estaba en picada con su energía.

Una de las técnicas que funcionan es contar historias para enganchar y conectar con la audiencia. Así que empecé con la historia de la balsa en un río donde yo navegaba. Esta fue la analogía de mi trayectoria por el mundo financiero.

Al final hubo personas que me comentaron que estaban esperando el momento en que me cayera de la balsa al río, cosa que no sucedió pero me dio a entender que estuvieron interesados. En esta historia hablé de los cinco pasos que tienes que seguir para lograr los objetivos que te propones y reinventarte.

1. Mentalidad positiva

El primer paso es tener una mentalidad abierta a que las cosas sucedan y que nada es imposible. Cuando decides que todo se puede alcanzar, ese momento te lleva al siguiente paso.

2. Confianza para actuar

Pensar positivo no es suficiente, porque si no confías en ti para tomar acción, entonces se detiene el proceso. Se queda en un pensamiento agradable. Esto te permite tener la voluntad para hacer actividades necesarias para lograr tus objetivos.

3. Definir acciones a seguir

Los dos pasos previos no funcionan por sí solos, porque su función es moverte de tu zona de confort de no hacer nada, a un lugar donde puedes tomar acciones, por ejemplo ir a ver clientes, pero esto no sirve de nada, porque puedes tener una conversación agradable con esta persona, pero si no defines las acciones que debes seguir, por ejemplo invitarlo a comprar más productos o servicios, o de aceptar proyectos nuevos, se quedará en eso, en una visita social. Este paso es clave para que hagas una estrategia de lo que se necesita para empezar a moldear el resultado que esperas.

4. Creatividad

Aquí es donde empiezas a darle mucha más forma a la reinvención. Estas acciones no podrán ser las mismas que el año pasado, por varias razones. Porque cambia el entorno y lo que funcionaba antes, quizá con esta evolución del mercado, de la economía, ya no funcione igual. Tu creatividad te permitirá encontrar nuevas acciones a seguir, soluciones innovadoras para los retos que se van presentando y te darás cuenta cómo te llenarás de energía al ver que encuentras resultados. Reinventarte significa cambiar de métodos, de sistemas de tecnología, reformular tus diálogos al vender, o buscar formas innovadoras de encontrar nuevos mercados.

5. Autorresponsabilidad

Para que todo lo anterior funcione, tienes que reconocer que depende 100% de ti que esto se logre. Debes evitar justificarte en terceros para poder alcanzar tus metas. Depende absolutamente de ti cómo moldeas el camino para lograrlo. Si empiezas a echarle la culpa a la economía, al nuevo régimen de gobierno o a la revolución tecnológica, te tengo malas noticias: nada de lo que emprendas tendrá resultados óptimos.

Casi olvido decirte que para que los cinco pasos que menciono sean óptimos, debes tener claro el objetivo por el que vas en todo momento. Si dejas de visualizar con claridad tu meta puedes distraer tu camino, entorpecerlo y terminar esforzándote sin conseguir nada.

Es como la bici de montaña, cuando mantienes tu mirada al frente hacia la dirección a donde quieres ir, es muy fácil manipular la bici para que te lleve hacia allá. Cuando volteas a ver los precipicios, es la dirección a la que te llevará. Considerando esto, responde, ¿tú a dónde quieres llegar para enfrentar este mundo cambiante y cuál es la ceguera que te impide lograrlo?

*La autora es consultora en imagen y especialista en personal branding, certificada por la Asociación Internacional de Consultores en Imagen como Certified Image Professional (AICI CIP) @a_marroquin

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Sostenibilidad sin quebrar las finanzas ¡Descárgalo GRATIS!
Lee más contenido, ¿Qué tema te interesa?
Te Recomendamos
Sigue leyendo